Intenta protegerse frente a la ofensiva de los grupos sin ayudas públicas

Bankia llega a ofrecer depósitos al 3% para retener a sus mejores clientes

La gran banca no nacionalizada afila sus colmillos para captar clientes de las entidades con problemas. Ayer, el máximo responsable de banca minorista de Banco Santander en España, Enrique García Candelas, y su homólogo en BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, reconocían que esperan ganar cuota de mercado a costa de las entidades con ayudas públicas. Pero estas no se lo van a poner fácil.

Bankia está contactando con sus mejores clientes para retenerles con el gancho de depósitos de alta rentabilidad. El grupo, controlado por el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), llega a ofrecer un tipo de interés del 3% anual para depósitos a 12 meses y del 3,25% para plazos de 18 meses.

Estas rentabilidades superan con creces los límites impuestos por el Banco de España para la remuneración del pasivo: 1,75% TAE para depósitos hasta 12 meses; 2,25% hasta 18 meses y 2,75% a partir de dos años.

Desde la entidad explican que Bankia está haciendo uso de unos cupos fijados por el supervisor que permiten superar los límites establecidos para una proporción de hasta el 15% del dinero captado o retenido. Todas las entidades tienen la facultad de utilizar este cupo.

“Para que un cliente pueda llegar a acceder al depósito con una alta rentabilidad, debe tratarse de una persona rentable para Bankia, que esté vinculada con varios productos, para que acabe siendo atractivo para el grupo ofrecerle esa remuneración”, explican desde la entidad.

Además de la vinculación, también se tiene en cuenta el volumen de dinero nuevo que se aporta para mejorar la rentabilidad del depósito. Así, con una aportación de 10.000 euros, la remuneración para un depósito a 13 meses sería del 2%, mientras que si se ingresaran 100.000 euros Bankia podría llegar a ofrecer una rentabilidad del 3% anual.

Poder contar con herramientas para retener a los buenos clientes es básico para una entidad como Bankia, y el resto de entidades nacionalizadas (Catalunya Banc y Novagalicia Banco) puesto que el memorando de entendimiento que firmó España con los socios europeos para recapitalizar a las entidades financieras con problemas incluye duras exigencias en relación a la dimensión de estas entidades.

Las únicas entidades que ofrecen de forma generalizada una rentabilidad que iguale o supere el 3% anual son las sucursales bancarias de grupos extranjeros. Así, el ecuatoriano Banco Pichincha paga un 3,50% a un año siempre y cuando se depositen un mínimo de 50.000 euros. El portugués Banco Espírito Santo (BES), que siempre ha realizado ofertas agresivas en pasivo, tiene un depósito que remunera el 3,20%, con un importe mínimo también de 50.000 euros.

Evolución del pasivo

A pesar del veto a los depósitos con extratipo las imposiciones a plazo fijo captadas por los bancos que operan en España se incrementaron en febrero un 3,7% en comparación con el año anterior, lo que supone más del doble del aumento que experimentaron en enero, un 1,75%, según los datos facilitados ayer por la Asociación Española de Banca (AEB).

De este modo, los depósitos custodiados por los bancos españoles alcanzaban en febrero 692.117 millones de euros, frente a los 667.379 millones de febrero de 2012.

Normas