Fuerte volatilidad tras el contrasplit

Las nuevas acciones de Bankia se han estrenado con una caída del 17%

Han debutado a 17 euros por acción

Sede de Bankia
Sede de Bankia

Los nuevos títulos de Bankia han comenzado hoy su andadura en el parqué, tras la reducción a un céntimo de su valor nominal y su simultánea agrupación en una proporción de 100 a 1 ('contrasplit'), lo que fijará el nominal en un euro y elevará el valor de los títulos sin afectar al volumen invertido.

Los nuevos títulos se estrenaron a un precio de 17 euros por acción (el viernes cerraron a 0,17). Sin embargo, las ventas pronto se apoderaron de la firma y tras llegar a marcar los 13,7 euros finalmente cerraron en los 14 euros, es decir, se han dejado un 17,65%.

Los nuevos títulos se han emitido a un precio de 1,352 euros por acción, de los que un euro será el valor nominal y 0,35 la prima de emisión para absorber la valoración económica de -4.845 millones de euros de la entidad.

El grupo BFA-Bankia inicia así la última fase de su proceso de recapitalización, que incluye una serie de medidas adoptadas por la Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Entre estas medidas se encuentra la reducción del valor nominal de los actuales títulos, el 'contrasplit', la amortización de los bonos convertibles contingentes emitidos por Bankia y suscritos por BFA y el canje de instrumentos híbridos por acciones.

En primer lugar, el valor nominal de las acciones de Bankia pasará de los dos euros actuales a 0,01 euros. Posteriormente se producirá la agrupación de acciones. A continuación se llevarán a cabo de manera simultánea dos ampliaciones de capital por un importe total de 15.540 millones de euros.

La primera, para sustituir la emisión de bonos convertibles contingentes por una ampliación de capital de 10.700 millones realizada por Bankia y suscrita por BFA. Esta ampliación se hará con derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas de Bankia y estará íntegramente asegurada por BFA.

La segunda se hará mediante el canje de instrumentos híbridos por acciones de Bankia por un importe estimado de 4.840 millones de euros. El canje es obligatorio e independiente del proceso de arbitraje para tenedores de híbridos.

Según el dictamen de la Comisión rectora del FROB, liquidar Bankia hubiese costado 64.000 millones de euros, tres veces más que las ayudas que ha recibido el banco.

Normas