Observatorio fiscal

Fedea detecta "cosas raras" en la reducción del déficit regional de 2012

Sugiere que las comunidades postergaron el reconocimiento de gastos el año pasado

Recomienda a las comunidades recortar en salarios públicos

Reunión del último consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado mes de marzo.
Reunión del último consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado mes de marzo.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) reconoce el esfuerzo que realizaron las comunidades para reducir el déficit público en 2012, sin embargo, advierte en un informe presentado hoy que al analizar los datos se observan ciertas incongruencias para las que no tiene respuesta. Por ejemplo, destaca que el gasto corriente en bienes y servicios -capítulo que fundamentalmente se destina a la gestión de escuelas y hospitales- registró una caída del 38% en Cantabria y del 26% en Castilla-La Mancha y Baleares. El investigador Juan Rubio, que presentó el informe junto a José Ignacio Conde-Ruiz, subdirector de Fedea, destacó que para registrar esos porcentajes, las tres comunidades deberían haber cerrado buena parte de sus colegios y hospitales. Algo que no ha sucedido. "Algo extraño pasa aquí", ha señalado Rubio, que aventuró la posibilidad de que estas comunidades hubieran pospuesto el reconocimiento de gastos de 2012 a 2013. Otra opción es que se hubieran inflado los gastos de 2011. En cualquier caso, puntualizó que se trata de una suposición y reclamó que el Ministerio de Hacienda, además de colgar en su web los datos de ingresos y gastos de las comunidades, los explique.

Las autonomías registraron un déficit del 1,73% en 2012 frente al 3,31% del ejercicio anterior. Fedea alerta que parte de la reducción -0,7 puntos- se explica por los llamados ajustes de contabilidad nacional, es decir, por la aplicación de los criterios contables de la Unión Europea (SEC-95). Por ejemplo, el gasto derivado de las liquidaciones negativas de años anteriores o del pago de facturas contabilizadas en ejercicios pasados no computan como déficit. Ambas cuestiones están claras y no tienen ningún misterio. Sin embargo, bajo el epígrafe de "resto de ajustes" se aplican otras correcciones que no están especificadas. Así, Castilla-La Mancha registró en este apartado una mejora de 1,2 puntos en su cifra de déficit, un dato que llama la atención porque la mayoría de comunidades sufrieron el efecto contrario . "Eso no tiene explicación", indicó Rubio. La comunidad presidida por María Dolores de Cospedal rebajó sus números rojos del 7,87% al 1,53% el año pasado. Un hito sin precedentes.

Propuestas para una reforma fiscal

IRPF: Fedea recomienda limpiar de deducciones el impuesto sobre la renta y rebajar los tipos nominales, que son de los más altos de la UE

Sociedades: En la misma línea que el IRPF, el servicio de estudios entiende que hay margen para rebajar el gravamen si se suprimen beneficios fiscales.

IVA: Aconseja seguir las recomendaciones de Bruselas y reducir el número de productos gravados a tipos reducidos.

Extremadura es la otra comunidad que mejoró sus cifras en el epígrafe de "resto de ajustes" de contabilidad nacional. Sin embargo, en ese caso, la causa se encontraría en los ingresos que obtuvo Extremadura después de que el Constitucional dictará que el impuesto sobre los depósitos que aprobó esta comunidad diez años atrás era legal.

Además de exigir más transparencia en las cuentas públicas, Fedea señaló que la información que publica el Ministerio de Hacienda sobre las finanzas de las autonomías contiene importantes errores en la contabilización de la llamada "cuenta 413", que incluye aquellos gastos que se asumen sin respaldo presupuestario.

A pesar de todas estas críticas, Rubio celebró la importante reducción del déficit autonómico, aunque alertó de que se deberá seguir con los ajustes. De hecho, bajo la hipótesis de que los ingresos se mantuvieran en el mismo nivel que en 2012 –un escenario optimista–, los números rojos autonómicos cerrarían en el 1,4% este año, una cifra muy alejada del objetivo de déficit del 0,7% que, por ahora, exige Hacienda. Aunque todo apunta que el Gobierno ofrecerá mayor margen.

 Fedea entiende que las posibilidades de ahorro cada vez son menores y sostiene que la única vía para reducir el gasto pasa por rebajar salarios públicos o reducir la plantilla autonómica.

Más allá del foco autonómico, Fedea no descartó que el déficit del conjunto de la Administración Pública sufra nuevas revisiones y supere finalmente el límite del 7% del PIB. El primer dato ofrecido por el Gobierno apuntaba a un desfase del 6,74%, cifra que el propio Ejecutivo se vio obligado a elevar al 6,98% tras el paso de los técnicos de Eurostat por Madrid.

 

Autoridad fiscal independiente: "A quién pretenden engañar"

El profesor de la Universidad de Duke e investigador de Fedea, Juan Rubio, criticó duramente las características de la Autoridad Fiscal Independiente que el Gobierno de Mariano Rajoy ha incluido en un proyecto de ley que recibió el visto bueno del pasado Consejo de Ministros. “No sé a quien quieren engañar”, señaló Rubio, que puso en duda la independencia de este organismo que Bruselas obligó a crear tras aprobar el rescate a la banca. Fedea señaló que no tenía sentido que un organismo que, en principio, debe ejercer la vigilancia sobre las cuentas públicas de la Administración esté adscrito al Ministerio de Hacienda. Además, su presidente tendrá rango de subsecretario, lo que implica que estará por debajo del ministro y del secretario de Estado de Hacienda.

Rubio señaló como contraproducente que quien debe controlar, vigilar o criticar al ministro de Hacienda sea un subalterno suyo. También criticó que la competencia de elegir al presidente de la Autoridad Fiscal Independiente recaiga sobre el Consejo de Ministros y que el mandato sea de tres años, renovables por otros tres. Se trata de un período, en opinión de Fedea, demasiado corto y que puede servir para cesar al cargo en caso de que se muestre demasiado crítico con el Gobierno. El servicio de estudios defendió que el mandato fuera de ocho años y lamentó que los informes que elabore la Autoridad Fiscal no tendrán carácter vinculante. Rubio señaló que para garantizar la independencia de este nuevo organismo debería tener una estructura similar a la del Banco de España.

Normas