Adicionales al PIVE II

El coche eléctrico aguarda las ayudas a la compra para arrancar

El sector cuenta con que el Gobierno apruebe este mes los 10 millones de ayudas

Ya están presupuestados pero aún esperan ser ejecutados

El coche eléctrico aguarda las ayudas a la compra para arrancar

El vehículo eléctrico vive en un estado de incertidumbre. Después que a finales del año pasado se agotaran los diez millones de euros de ayuda que el Ministerio de Industria destinó a este tipo de vehículos, las ventas han retrocedido hasta situarse por debajo de los niveles de 2011 en el primer trimestre. Los posibles compradores esperan que se reactiven las ayudas presupuestadas, y el sector, una legislación más clara y un plan de futuro estable.

En los primeros tres meses del año, en España se han vendido 70 vehículos 100% eléctricos, un 40% menos que en el mismo período del año pasado y 11 menos que en 2011, aunque el mes de marzo sí fue mejor que el del año pasado, con un 37% más de ventas, compensando así una caída que podría haber sido peor, según los datos del Instituto de Estudios de Automoción.

El repunte de marzo no se debe a la casualidad. Desde el sector se viene contando con que el Ministerio del Interior ejecutará al fin este mes los 10 millones de euros de ayudas a la compra que incluyó en los Presupuestos Generales del Estado para este año, y que todavía no ha ejecutado. El año pasado puso la misma cantidad de dinero a disposición dos meses antes, en febrero, y agotó los fondos a finales de noviembre. El Real Decreto que fijará las ayudas para este año en principio registrará similares condiciones para la adquisición de estos vehículos, con ayudas que serán con carácter retroactivo, por lo que los 70 coches vendidos en el primer trimestre podrán beneficiarse de subvenciones de hasta 5.500 euros para los eléctricos con una autonomía superior a 90 kilómetros.

¿Dónde se recarga un coche eléctrico?

Esta es una de las grandes dudas que despierta la compra de un coche eléctrico. Por los tiempos de recarga y las tarifas, los postes públicos no son una opción para un usuario habitual de estos coches. Incorporar un equipo de recarga en la plaza de garaje, la cual se hace necesaria, es posible desde unos 300 euros más la instalación, dependiendo del equipo, y son ofrecidos por las principales compañías eléctricas. Una inversión que debe correr a cargo del propio cliente y que puede echar hacia atrás a muchos, pero que puede compensar con el paso del tiempo. Si una comunidad de vecinos quiere poner diversos postes, entraría en juego la figura del gestor de carga, que revende la electricidad a la que se conectan. El Gobierno prepara una reforma de la actual ley que los regula para liberalizar el acceso a estos servicios.

Cantidad que será compatible con las ayudas de 1.000 euros establecidas por el Plan Pive II y que también se sumarán al esfuerzo promocional de las marcas. Por ejemplo, Nissan ha lanzado la segunda generación del Leaf, por 25.500 euros, 8.000 menos que el precio original y entre los que se encuentra el PIVE II. En el caso de que se aprueben las ayudas, el descuento llegaría hasta los 13.500 y el Leaf podría adquirirse por 20.000. Renault venderá su Zoe por poco más de 13.500 euros con todas las ayudas incluidas, también la que está por aprobarse.

El actual Gobierno estableció como la cantidad más ajustada a la demanda y a su política de recortes la cifra de diez millones. Para 2011 y 2012, la dotación previa era de casi 50, dentro del llamado Plan Movele iniciado por el anterior ejecutivo, que contemplaba una partida de 72 millones para el período 2010-2012 de la que apenas se habían cubierto 3,6 hasta finales de 2011.

Adaptación a Europa

El estancamiento de la Estrategia Integral para el impulso del vehículo eléctrico, que preveía que en 2014 circulasen 250.000 vehículos eléctricos e híbridos enchufables, y la falta de una hoja de ruta clara del actual Gobierno más allá de la ayudas a la compra, no invitan a pensar que puedan alcanzarse los objetivos por la última directiva de la Unión Europea, que fijó la cifra de ocho millones de postes de recarga para 2020 en Europa, una inversión calculada en 10.000 millones de euros. 820.000 postes corresponderían a España, 82.000 públicos. Según datos del IDAE, a día de hoy existen 773 puntos de recarga públicos, 627 para turismos y vehículos comerciales, y solo nueve de carga rápida. Para alcanzar el objetivo de Bruselas deberían instalarse 13.500 postes públicos en cada uno de los seis años que faltan hasta la fecha fijada.

Normas