Datos del Colegio de Registradores de 2012

Los bancos se quedan con 30.000 primeras viviendas por ejecución hipotecaria

El año pasado se formalizaron 65.778 certificaciones por inicio de ejecución hipotecaria sólo sobre inmuebles destinados a vivienda

El 74,7% de las ejecuciones correspondieron a primera residencia

Unas 200 personas durante una ocupación de las oficinas centrales del BBVA en la plaza Cataluña de Barcelona para exigir la suspensión de 220 desahucios impulsados por la entidad bancaria. EFEArchivo
Unas 200 personas durante una ocupación de las oficinas centrales del BBVA en la plaza Cataluña de Barcelona para exigir la suspensión de 220 desahucios impulsados por la entidad bancaria. EFE/Archivo EFE

El Colegio de Registradores de la Propiedad ha realizado un estudio que supone la radiografía más certera y actualizada hasta ahora sobre la realidad hipotecaria en España. Los datos recogidos se refieren a ejecuciones hipotecarias sobre inmuebles destinados exclusivamente a vivienda. El estudio concluye que los bancos iniciaron el año pasado 65.778 certificaciones de ejecución, de los cuales, el 74,76% del total correspondieron a primera vivienda.

En cuanto al destino final de los inmuebles, la banca se quedó el año pasado con 38.976 viviendas por adjudicaciones en el marco de los procedimientos de ejecución hipotecaria. De este total, el 77% de inmuebles adjudicados fueron primera residencia, lo que arroja una cifra de 30.011 familias que efectivamente perdieron su hogar. Este dato es el que más podría identificarse con los casos de desahucio, al representar las adjudicaciones el acto por el cual el banco se queda con una vivienda de uso familiar ante el impago del crédito hipotecario.

“Se trata de un dato sin duda significativo debido a que la pérdida de la primera vivienda tiene un impacto social muy superior a la segunda residencia u otro tipo de fincas”, subraya la nota de prensa del Colegio de Registradores.

La comparación del número de adjudicaciones (38.976) con la cifra de certificaciones por inicio de ejecuciones (65.778) muestra, según el estudio, la evolución actual en el paso de una situación a otra. Ambas no tienen por qué estar vinculadas automáticamente, ya que las adjudicaciones suponen una fase posterior antes de la cual deudor y entidad bancaria pueden alcanzar un acuerdo previo. Aunque, como reconoce el propio Colegio de Registradores, la adjudicación es un desenlace bastante frecuente tras el inicio del proceso de ejecución que se produce con la certificación registral.

Los cifras más utilizadas hasta ahora en el marco del debate sobre los desahucios eran las publicadas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El órgano de gobierno de los jueces había dado la cifra de 91.622 ejecuciones hipotecarias en su Memoria de 2012. Pero no desglosaba ese total según el uso destinado a los inmuebles, metiendo en el mismo saco las ejecuciones de locales comerciales, oficinas, garajes y primera vivienda. 

El Colegio de Registradores decidió en febrero realizar una encuesta a todas sus oficinas con el objetivo expreso de “aportar información objetiva, en números, que contribuya y dé solidez al debate social sobre los lanzamientos de viviendas”. El Colegio ha recibido respuesta de 934 oficinas, el 85% del total. El número de adjudicaciones sobre primera vivienda que se desprende del estudio (30.011 casos) contrasta con los datos aportados por el Gobierno a finales de 2012. Tras consultar con las entidades bancarias, Economía sitúo el número de desalojos de primera vivienda en una franja de entre 4.000 y 15.000 durante los últimos cuatro años.

El estudio segmenta también a los afectados según su nacionalidad. Del total de ejecuciones iniciadas en 2012, el 75,53% han sido sobre españoles y el 24,47%, extranjeros. Las nacionalidades extranjeras con mayor peso han sido ecuatorianos (5,74%), marroquíes (3,73%), británicos (2,14%) y rumanos (1,67%). En la distribución por regiones, Andalucía es la comunidad más afectada con más de 13.000 casos, seguida de cerca por Cataluña, Valencia y Madrid. El informe destaca que estas comunidades coinciden con las de mayor actividad inmobiliaria previa, es decir, los lugares donde más han hichado la burbuja

La banca acepta 14.229 daciones en pago

Las entidades financieras concedieron 14.229 daciones en pago sobre vivienda en 2012. El informe del Colegio de Registradores compara esta cifra con el total de adjudicaciones, el último escalón en los procesos de ejecución, y sostiene que “a pesar del escaso uso que parecen tener las daciones, los datos demuestran que se utiliza continuamente en la práctica bancaria habitual (representan el 36,5% de las adjudicaciones inscritas)”.

Sin embargo, la dación en pago es una solución que queda al arbitrio del acreedor, la entidad bancaria, como reconocen desde el Colegio de Registradores. Según varios expertos consultados, se trata de una figura que suele entrar en juego antes incluso de iniciarse el procedimiento de ejecución hipotecaria, cuando comienzan las primeras faltas de pago y el deudor cuenta con pocos recursos. El banco prevé entonces que el procedimiento va a ser largo e infructuoso y prefiere aceptar la entrega de la casa y saldar la deuda.

El porcentaje de daciones en pago correspondiente a primera vivienda alcanza el 80% a nivel nacional. Oscila entre el 67% de Asturias y más del 90 % en Madrid, Extremadura, La Rioja o Navarra. En cuanto a la distribución por nacionalidades, los españoles son mayoría, con el 61% del total. Del 39% restante destaca que la mitad de los procedimiento de dación en pago corresponden a ciudadanos sudamericanos, seguidos de europeos (26%) y los africanos (18%).

Normas
Entra en El País para participar