El bono se relaja a cotas de noviembre de 2010

La prima de riesgo italiana cae de los 300 puntos y retrocede a niveles de marzo

La Bolsa encuentra hoy un valioso aliado en la deuda para mantener su pulso alcista. Junto al nuevo retroceso de la prima de riesgo española, a los 384,4 puntos, el spread italiano desciende de los 300 puntos básicos por primera vez desde el pasado mes de marzo. La rentabilidad del bono italiano a diez años cae además al 4,4%, niveles que no recordaba desde noviembre de 2010.

Los mercados están encontrando en la recta final de 2012 renovados argumentos para cerrar el año de la forma más airosa posible. La proximidad de un acuerdo político en EE UU que evite el abismo fiscal para la mayor economía del mundo está alimentando los avances de las Bolsas europeas, que encuentran además en la rebaja de la tensión en el mercado de deuda un aliciente adicional para las subidas.

La prima de riesgo española logró por fin ayer perforar los 400 puntos básicos y hoy es la prima italiana la que rompe con otra cota psicológica, los 300 puntos básicos. Retrocede a 297,8 puntos, a mínimos por tanto del pasado mes de marzo. El descenso va en paralelo a la caída de rentabilidad del bono italiano a diez años, que cotiza en el 4,4%, un nivel que no recordaba desde noviembre de 2010, aún en los comienzos de la crisis de deuda soberana que ha asolado a los países de la periferia europea.

La deuda italiana supera así los temores de la semana pasada, cuando la renuncia anticipada de Mario Monti al frente del gobierno del país hizo pensar a los inversores en un período de inestabilidad política que amenazara el plan de reformas y reducción de la deuda al que se ha comprometido Italia con Bruselas.