La visión de España del inversor extranjero

Los inversores extranjeros han cambiado la visión que tenían sobre España hace unos meses. Antes del verano era difícil ver algún interés en España salvo para ponerse corto. Sin embargo, y a raíz de los resultados de las últimas cumbres europeas, donde se ha ido perfilando el rescate de España y de su sector financiero, han ido apareciendo inversores que han empezado a volver a posicionarse en España, aunque de momento de una manera muy tibia.

De momento el apetito para el riesgo español varía según el tipo de inversión. Los fondos de inversión con Benchmark siguen infraponderados, aunque que no están cómodos con esta situación dada la desviación de sus estrategias versus el índice.

En Renta Fija, la amenaza de bajadas de calificaciones crediticias es lo que está frenando de momento que haya una mayor demanda por riesgo corporativo español. No obstante ha resurgido un fuerte interés por las cédulas hipotecarias españolas, ya que se reconoce el soporte técnico de este sector. En general hay interés por cédulas de bancos estresados y por las multicédulas, ya que muchos inversores consideran que el riesgo de default es similar a la de la deuda pública española pero con una tasa de recuperación en caso de evento de crédito superior. El interés es mayor en los plazos más largos dado que el nivel de precios está más deprimido.

Por su parte los gestores de Hedge Funds tienen opiniones dispares, los hay que buscan oportunidades para ir cortos (en deuda de empresas no financieras o en acciones si se levanta la prohibición) y otros que buscan oportunidades en activos excesivamente castigados. También hay una minoría que no se involucra por considerar el riesgo “demasiado político”.

En cuanto al rescate de España no se duda de que tenga que llegar, ni aquí ni fuera. La tendencia es pensar que el Gobierno preferirá pedir el rescate en una situación de mayor fortaleza que verse obligado a hacerlo en una posición de crisis. Varios pueden ser los detonantes para pedir el rescate, pero es el de la posibilidad de perder el investent grade el de mayor relevancia.

Por último, la visión de los extranjeros sobre el sector financiero español sigue siendo bastante preocupante. En general se recela de los resultados de los stress test de Oliver Wyman, siendo el hecho de que se pida solo un nivel de Core Tier 1 del 6% en el caso estresado lo que mayor desconfianza genera. Además las hipótesis para el cálculo de los niveles de capital se suelen comparar con el caso irlandés y esto genera también cierto nivel de sospecha.

Ignacio Victoriano, Gestor de Fondos de Renta 4 Banco.

@jivictoriano

Comentarios

¿Como interpretan que la agencia Egan Jones de a Francia un rating de BBB+ o a Alemania de A+?Creo que las tres marias han estado calladas (pagadas) hasta después de las elecciones pero ahora tendrán que comenzar sus valoraciones de nuevo.A España no creo que le toquen el rating pero si a nuestros vecinos, y no creo que nos ayude.Las curvas no han terminado, solo ha sido un pequeño recto , el rescate creo que trasladará el nerviosismo al norte de los pirineos.
Normas