La petrolera afronta la volatilidad de los mercados y una caída de precios

El beneficio atribuido de Royal Dutch Shell baja un 18%

El beneficio atribuido de la petrolera Royal Dutch Shell bajó un 18% en los nueve meses hasta el pasado 30 de septiembre por la caída de los precios del gas y del crudo.