Alega responsabilidad con el país

El sindicato de funcionarios CSI-F no secundará la huelga general

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) acordó hoy no secundar la convocatoria de huelga general del próximo 14 de noviembre por tres razones que tienen que ver con la responsabilidad ante la situación económica y social del país ante un eventual rescate; por considerar que la acción sindical empieza a dar resultado y, en tercer lugar, por considerar que tiene un componente político.

La decisión se ha tomado tras escuchar a sus órganos ejecutivos a nivel autonómico y provincial, reunidos ayer y hoy en la Comisión Nacional, así como el sentir mayoritario de sus afiliados. Ha sido una decisión difícil y meditada, que se ha adoptado con independencia, transparencia y de manera democrática, señala el sindicato en un comunicado.

En dicho escrito, CSI-F considera que la huelga general y el paro en el sector público no es conveniente, en esta coyuntura, dado que se está dilucidando un posible rescate a España. "Vivimos uno de los momentos más críticos de nuestra historia reciente y de aquí a final de año nos jugamos el futuro de nuestro país y la huelga solo serviría para agravar la situación, convirtiendo en inútiles los sacrificios que los empleados públicos y todos los trabadores llevan realizando desde 2010", ha explicado el presidente de CSI-F, Miguel Borra.

Otra de las cuestiones que han hecho a esta organización declinar su respaldo a la huelga general es el hecho de que las presiones empiezan a dar resultado, por lo que CSI-F agradece a los empleados públicos de toda España su apoyo, implicación y el sacrificio realizado durante los últimos meses con movilizaciones, medidas de presión y manifestándose todos los días en sus centros de trabajo.

A su juicio, la lucha diaria de los trabajadores ha hecho mover ficha a la Administración. Hoy mismo, ha recordado la central sindical, el Consejo de Ministros dará luz verde a la Comisión para reformar las administraciones públicas y eliminar duplicidades y ayer se comprometió por escrito, con CSI-F, CC.OO., UGT, CIGA y USO a abrir las mesas de negociación de las condiciones laborales que llevaban meses bloqueadas.