El descuento provisional acordado es del 52,2% para pisos

El 'banco malo' comprará solares al 15% de su valor

El Banco de España y la troika han logrado acercar posturas en su cruda negociación por establecer los precios de traspaso de los activos problemáticos de la banca al banco malo. El descuento provisional, sobre el que se matizará por regiones, es del 85% en suelo, del 52,2% en vivienda terminada y del 47,5% en pisos de segunda mano.

Los pisos terminados pasarán al 'banco malo' a su precio de mercado
Los pisos terminados pasarán al 'banco malo' a su precio de mercado

Las semanas de intensa negociación que el Banco de España ha mantenido con la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) comienzan a dar sus frutos. Tras escuchar también a los directivos y técnicos de las 14 grandes entidades españolas, los negociadores han llegado a un acuerdo provisional sobre el precio al que el banco malo comprará los activos problemáticos de las entidades con problemas.

La discusión, en la que la institución que gobierna Luis María Linde defendía recortes moderados para no empeorar la situación del sector y la troika exigía grandes descuentos para hacer atractiva la sociedad a los inversores, se ha saldado en un punto relativamente intermedio.

El cálculo se realizará tomando como partida el escenario base dibujado por la consultora Oliver Wyman en el test de estrés de la banca. Este señala un descuento del 45,2% sobre las viviendas nuevas, del 40,5% para las de segunda mano y del 72% en el caso de los suelos. Sobre estos porcentajes, Madrid y Bruselas han acordado un descuento adicional que es el que aplicará el banco malo.

En concreto, la Sareb (Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria) aplicará un recorte adicional de siete puntos porcentuales sobre la vivienda y de 13 puntos para los solares, según revelan fuentes cercanas al diseño de la sociedad. De esta forma, los pisos a estrenar se traspasarán con un descuento del 52,2%, mientras que la vivienda usada lo hará al 47,5%.

Estas cifras recuerdan bastante al descuento aplicado por el banco malo irlandés, el Nama, que ha terminado imponiendo un descuento medio del 47% sobre el precio de la vivienda. La rebaja más fuerte en el caso español será para los suelos, que se traspasarán solo al 15% de su valor en libros. Esto es, con un descuento del 85%.

Estas cifras, sin embargo, siguen siendo meramente provisionales. Desde el Ministerio de Economía aducen que las cifras oficiales serán hechas públicas en los próximos días. Se trata del punto de equilibrio al que Banco de España ha estado dispuesto a llegar sin contar con la oposición frontal de Bruselas.

A partir de ahí, ambas partes seguirán diseñando qué rebaja concreto se aplicará a cada subtipo de activos teniendo muy presente su situación geográfica. Los solares situados en el levante no tendrán la misma consideración que aquellos localizados en Madrid capital, por ejemplo.