Dancausa responde a las peticiones del Banco de España

Bankinter rechaza las presiones para participar en el capital del 'banco malo'

La consejera delegada de Bankinter, Dolores Dancausa, ha afirmado este jueves que "de momento" la entidad no tiene previsto entrar en el capital del conocido como 'banco malo' ni traspasarle activos problemáticos. Es su respuesta a la reunión mantenida ayer entre el gobernador del Banco de España y los ejecutivos de la banca sana.

"En principio, no tenemos previsto entrar en el capital. Lo valoraremos", ha manifestado en rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados del tercer trimestre del banco.

Dancausa ha explicado que ayer se celebró una reunión a alto nivel entre el gobernador del Banco de España y los máximos responsables de los bancos del grupo cero -los que no presentan déficit de capital tras el análisis de la consultora Oliver Wyman-, y ha precisado que, tras ella, la respuesta de Bankinter a entrar en el 'banco malo' es "no", y tampoco prevé traspasarle activos, dado que tiene "muy pocos activos" problemáticos y cree que el banco puede venderlos por sí mismo. "En este sentido no somos relevantes", ha agregado.

No obstante, ha dicho que ésta no es una decisión que la entidad pueda tomar por sí sola, por lo que está en conversaciones con el Banco de España. "No puedo afirmar lo que va a hacer Bankinter. Lo estamos analizando", ha añadido.

"Cómodos" con las provisiones

Dancausa no se ha aventurado a dar precio aproximado de los activos que traspasen otras entidades al 'banco malo', y en cuanto al efecto que esto podría tener sobre la valoración de los activos inmobiliarios del resto de entidades espera que con los niveles de provisiones que Bankinter ha cubierto sea "suficiente".

"Nos sentimos cómodos con las provisiones que tenemos. Creemos que son suficientes y si se reduce el precio de valor de esos activos adjudicados y tenemos que poner mayores cantidades, nos perjudicaría", ha explicado.

Tampoco se plantea que el hecho de entrar en el 'banco malo' sea una "desventaja" para las entidades que formen parte de él. "(El entrar o no) es una decisión que podemos aceptar libremente. Si nos interesa, lo valoraremos y entraremos, pero en principio pensamos que no nos va a interesar y que no lo vamos a hacer", ha insistido nuevamente.