Las dificultades del sector bancario

El sector bancario español sigue en el ojo del huracán desde hace más de 2 años. De ser el mejor sector bancario del mundo, ha pasado a ser en apenas unos meses el mayor rompecabezas de las instituciones financieras tanto españolas, como europeas como del mundo.

Como ya escribí hace 9 meses en un artículo que titulaba: “Reflexiones sobre el sector financiero español”, decía que: “...Sin ser analista del sector bancario, las provisiones que ha exigido el Banco de España en 2012, no van a ser suficientes para cubrir el total de pérdidas de la cartera de préstamos del sector, los beneficios de los bancos van a seguir influenciados por las necesidades de provisionar, es decir, no vamos a ver una normalización de sus beneficios hasta al menos dos o tres años si no mejora sustancialmente el estado de la economía española o se adopta una solución anglosajona que consiste en eliminar el problema mediante la entrada del Estado en el accionariado de los bancos (3 de los 4 mayores bancos en UK son públicos)...

Sin ser analista de bancos, no estuve muy desencaminado.... a día de hoy tenemos varias entidades financieras intervenidas por el gobierno, de las que destaca obviamente la macro intervención de Bankia.

El problema es que la intervención en el capital de la banca española viene en el peor momento para las cuentas públicas. El gobierno de España se encuentra en un callejón de difícil salida, con un déficit presupuestario muy por encima del objetivo del 6%, una deuda sobre el PIB acercándose al 100%, unas CCAA pidiendo que las rescaten a ellas antes de que Europa rescate a España, un desempleo que roza la barrera psicológica de los 6 millones de desempleados y 26% sobre la población activa y una recesión que va profundizándose mes tras mes.

El negocio de los bancos está exageradamente correlacionado con la macroeconomía de un país, así, variables como el desempleo o cierre de negocios influyen irremediablemente en la morosidad, y la recesión económica hace lo propio con la reducción del total préstamos.

Y todavía no he hablado del balance de los bancos... como ya todos sabemos, los bancos tienen en sus balances una gran cantidad de activos que todavía no están puestos a su valoración real. El riesgo promotor parece que se está acercando a unos niveles de provisiones adecuados o por lo menos, no parece que vaya a haber mucha más pérdida asociada a préstamos concedidos al sector inmobiliario en relación al total de la cartera de préstamos de un banco. Sin embargo, los inversores ya no se fijan solo en esta partida, sino en el resto.

El grueso de los créditos de la cartera de préstamos de los bancos, en torno al 80% de todos los préstamos, tienen que ver con hipotecas, créditos al consumo y préstamos a empresas, y éstos, tienen una provisión muy baja, menos del 2%. No quiero decir que esos préstamos tengan que estar provisionados al nivel de los préstamos de dudoso cobro (los cuales deben estar provisionados alrededor del 50%), pero sí que pequeños incrementos en la morosidad relacionados con el grueso de la cartera de préstamos de un banco, hacen mucho daño a la cuenta de resultados de los bancos.

Es decir, aún a riesgo de asumir que el sector puede tener una subida adicional en bolsa por todas las medidas que el BCE está poniendo en marcha para paliar la crisis de deuda soberana, el negocio principal de un banco depende de la salud de la economía en donde opera, y ésta, está muy dañada y con elevadas probabilidades de empeorar a un año vista a medida que se sigan implantando las medidas de recorte de gasto e incremento de impuestos que no va a hacer más que acelerar la recesión y el desempleo. Las dos variables que hacía referencia para que la morosidad mejore y exista crecimiento del crédito, son muy complicadas de que se den en los próximos meses.

Javier Galán, Gestor de fondos de Renta 4 Banco

@javiergalan77

Comentarios

Este análisis es correcto solo parcialmente ya que, afortunadamente, los dos principales bancos españoles tienen más posiciones en mercados emergentes que en España, por lo que la exposición de su cartera crediticia a la crisis nacional es relativamente menor que en Popular y Caixa, por poner un ejemplo.
10/18/2012 07:27:27 PM
impeccable el blog. ...El negocio de los bancos está exageradamente correlacionado con la macroeconomía de un país, así, variables como el desempleo o cierre de negocios influyen irremediablemente en la morosidad, y la recesión económica hace lo propio con la reducción del total préstamos.
01/08/2013 09:30:18 PM

Comentarios

Este análisis es correcto solo parcialmente ya que, afortunadamente, los dos principales bancos españoles tienen más posiciones en mercados emergentes que en España, por lo que la exposición de su cartera crediticia a la crisis nacional es relativamente menor que en Popular y Caixa, por poner un ejemplo.
10/18/2012 07:27:27 PM
impeccable el blog. ...El negocio de los bancos está exageradamente correlacionado con la macroeconomía de un país, así, variables como el desempleo o cierre de negocios influyen irremediablemente en la morosidad, y la recesión económica hace lo propio con la reducción del total préstamos.
01/08/2013 09:30:18 PM

Comentarios

Este análisis es correcto solo parcialmente ya que, afortunadamente, los dos principales bancos españoles tienen más posiciones en mercados emergentes que en España, por lo que la exposición de su cartera crediticia a la crisis nacional es relativamente menor que en Popular y Caixa, por poner un ejemplo.
impeccable el blog. ...El negocio de los bancos está exageradamente correlacionado con la macroeconomía de un país, así, variables como el desempleo o cierre de negocios influyen irremediablemente en la morosidad, y la recesión económica hace lo propio con la reducción del total préstamos.
Normas