La decisión afecta a seis filiales

S&P sitúa en negativa la perspectiva de Telefónica tras la rebaja del rating a España

Standard & Poor's ha situado en negativa la perspectiva de la deuda de Telefónica y de otras seis filiales. La decisión es consecuencia de la rebaja de la calificación de la deuda de España por parte de la agencia de calificación esta misma semana.

Nuevos movimientos de las agencias de rating contra Telefónica. Standard & Poor's acaba de anunciar que sitúa en BBB la calificación de la deuda a largo plazo de Telefónica y en A-2 el rating de su deuda a corto plazo, con perspectiva negativa bajo vigilancia. La decisión afecta a otras seis filiales de la operadora.

S&P ha explicado que su decisión es consecuencia de la rebaja de los ratings de la deuda soberana de España anunciada esta misma semana. "Consideramos que Telefónica está expuesta a riesgos relacionados con España, incluyendo la debilidad de la economía y el incremento del encarecimiento de la refinanciación de la deuda", han señalado los representantes de la agencia.

Según S&P, la perspectiva negativa refleja la posible bajada de la deuda de Telefónica, "si anticipamos un riesgo derivado de una erosión de su liquidez, o si rebajamos el perfil del riesgo del negocio".

La agencia indicó que prevé resolver la situación de vigilancia en la que está situada la calificación de Telefónica a final de año, tras reunirse con los directivos de la operadora y una vez se analice la estrategia y se revisen las perspectivas financieras, tras la publicación de las cuentas del tercer trimestre del año.

S&P reiteró que su decisión final dependerá de las nuevas previsiones sobre la liquidez de Telefónica, de la capacidad de la operadora de generar recursos y de su plan de desinversión de activos, incluida la salida a Bolsa de su filial alemana.

En este caso, S&P no ha hecho alusión a la venta de Atento, filial de call center de Telefónica, anunciada hoy, por cerca de 1.039 millones de euros al grupo Bain Capital.