Sin el aumento fiscal, el IPC avanzaría sólo un 1,4% frente al 3,4% real

¿Cómo ha afectado la subida del IVA a cada producto?

Los datos del INE reflejan que los empresarios del ocio y la hostelería son los que menos han repercutido la subida del IVA al consumidor final.

Surtidor en una estación de servicio
Surtidor en una estación de servicio

La inflación aumentó en septiembre un 3,4% respecto al mismo mes del año anterior y un 1% en tasa mensual, según los datos publicados hoy por el INE. ¿Y si el Gobierno no hubiera subido el IVA? El IPC a impuestos constantes del INE indica que, sin el aumento fiscal, el avance de la inflación se hubiera moderado hasta el 1,4% y los precios registrarían un descenso del 0,9% respecto a agosto. En cualquier caso, el impacto del aumento fiscal no fue igual en todos los sectores. En ocio y hostelería, por ejemplo, es donde los empresarios menos han repercutido a precios el incremento fiscal.

Ocio y cultura

Los bienes ligados al ocio y la cultura se abarataron un 1,1% en septiembre respecto a agosto, una caída que hubiera sido del 4,7% si los tributos se hubieran mantenido intactos. Una diferencia de 3,6 puntos. En ningún otro epígrafe se observa una distancia tan grande entre el indicador general y el índice a impuestos constantes.

La dificultad de los empresarios de la cultura y el ocio para trasladar al usuario final el incremento del IVA se demuestra en que se ha registrado una caída real de los precios en septiembre. Hay que tener en cuenta que el Ejecutivo no solo incrementó el tipo general del 18% al 21% y el reducido del 8% al 10%, sino que también cambió de categoría algunos productos. Las entradas para el cine y el teatro, por ejemplo, pasaron de tributar del 8% al 21% a partir del primero de septiembre. Lo mismo sucedió para los servicios de televisión digital. Sin embargo, los libros no se han visto afectados por el incremento de tipos ya que siguen aplicando el gravamen reducido del 4%, el único que no aumentó en septiembre.

Transporte

El transporte se encareció un 7,2% en tasa interanual en septiembre y contribuyó decisivamente a elevar la inflación al 3,4%. Respecto a agosto, el epígrafe registra un incremento del 1,6% y, sin la subida fiscal, reflejaría una descenso del 0,8%. De hecho, la gasolina marcó máximos históricos en pleno verano y el aumento del IVA impidió que el precio bajara el pasado mes.

Medicamentos

Los productos médicos son, con diferencia, los que más han subido en septiembre En tasa anual se han encarecido un 13,1% y respecto a agosto, un 4%. Sin embargo, en este caso, el efecto de la subida del IVA ha sido menor. El encarecimiento, como indica el INE, se debe a que un buen número de medicamentos y productos farmacéuticos ha quedado excluido del Sistema Nacional de Salud. En cualquier caso, los medicamentos tributan al tipo reducido, cuyo gravamen pasó en septiembre del 8% al 10%.

Hoteles y restaurantes

A pesar del incremento del IVA, los precios en cafés, hoteles y restaurantes cayeron en septiembre un 0,9% en tasa mensual. Ello indica que buena parte de los hoteleros y restauradores han optado por no imputar el incremento impositivo y las cifras así lo avalan. Sin embargo, el descenso mensual también se explica, en parte, porque las zonas turísticas siempre registran en septiembre una caída de los precios respecto a agosto. En tasas anuales, los precios aumentaron un 0,9% en septiembre, un incremento muy inferior a la media.

Vivienda

Junto al transporte, los servicios ligados a la vivienda como la electricidad, el gas o la distribución del agua son lo que más han contribuido a elevar la inflación a su nivel más alto desde mayo de 2011. Estos servicios se han encarecido un 7,2% en los últimos doce meses. El IVA del gas y la electricidad pasó en septiembre del 18% al 21%.

Vestido y calzado

Los productos textiles se encarecieron en septiembre un 4,1% respecto al mes anterior. Si bien es normal que se registre un repunte tras las rebajas de verano, un incremento tan notable sólo puede explicarse por el aumento del IVA. De hecho, en el IPC a impuestos constantes, la subida mensual es del 1,6%. En tasa anual, se produce un mínimo incremento del 0,2%, convirtiendo al vestido y calzado en el sector menos inflacionista de todos.

Alimentos

Los alimentos frescos (frutas, leche, verduras o hortalizas) aplican el gravamen superreducido del 4% y, por lo tanto, no se han visto afectados por el aumento del IVA. Por ejemplo, la fruta registró un descenso del 4% en tasa mensual en septiembre, aunque en los últimos doce meses se ha encarecido un 6,6%. Sin embargo, la inflación se ha trasladado de forma más notable a los alimentos elaborados, que actualmente están gravados al 10% frente al 8% vigente hasta el 31 de agosto.