Según el director adjunto del servicio de estudios del banco

Santander advierte de que el nivel de deuda pública "empieza a ser incómodo"

El director adjunto del servicio de estudios de Banco Santander, Antonio Cortina, ha indicado que el nivel de deuda pública, que según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 alcanzará el 90,5% del PIB, "empieza a ser incómodo".

En una jornada sobre Desapalancamiento y Crecimiento en España, organizada por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y la Fundación de Estudios Financieros, explicó además que un proceso de desapalancamiento de esta deuda no debería afectar de forma "directa e inmediata" al crecimiento económico, más allá del momento inicial.

Asimismo, Cortina indicó que la deuda de las familias se encuentra en un nivel "confortable", aunque su distribución es desigual y puede dar lugar a segmentos más expuestos al incremento de las presiones financieras.

Cortinas también apuntó que, dados los avances en la reestructuración del sistema financiero y la unión bancaria, "cabe esperar que las dificultades de acceso al crédito se atenúe en los próximos meses" y permita una mejor asignación del mismo desde el punto de vista de la distribución.