De cara al informe de Oliver Wyman que se publicará el viernes

JP Morgan corrige el déficit de capital de BMN de 7.700 a 2.200 millones

JP Morgan ha rectificado sus cálculos sobre las necesidades de capital que el informe de Oliver Wyman desvelará en Banco Mare Nostrum (BMN) y los ha bajado desde 7.700 hasta 2.200 millones de euros, lo que arroja un desfase de 5.500 millones.

Fachada de JP Morgan
Fachada de JP Morgan

"Estamos ajustando los números de déficit de capital basándonos en una presentación más granular de la cartera crediticia de la entidad y tomando en consideración sinergias que se obtendrán de la combinación de las diferentes cajas que se han fusionado para formar BMN", reconoce JP Morgan.

La firma de inversión norteamericana especifica además que en su anterior cálculo sobre las necesidades de capital de BMN había asumido un mayor nivel de reclasificaciones de crédito "que habían impactado negativamente en las estimaciones de pérdidas".

Tras esta rectificación, JP Morgan rebaja las necesidades del conjunto de la banca española que desvelará el informe de Oliver Wyman a 55.734 millones de euros, en vez de en 61.234 millones de euros.

Según sus cálculos, las únicas entidades que superarán el examen de esfuerzo de la consultora independiente sin registrar necesidades de capital serán Santander, BBVA, Caixabank, Bankinter y Kutxabank, mientras que el resto registrará algún déficit.

<>Las nacionalizadas

El grueso de las necesidades de capital lo aglutinarán las nacionalizadas: BFA-Bankia (20.097 millones), Novacaixagalicia (8.116 millones), Catalunya Caixa (7.129 millones) y Banco de Valencia (5.176 millones). Así, las entidades con presencia estatal en su accionariado sumarán necesidades por 40.518 millones, lo que supone prácticamente las tres cuartas partes (73%) del total.

Según JP Morgan, también presentarán déficit de capital Ibercaja y Liberbank (6.445 millones), Unicaja y Ceiss (2.772 millones) y BMN (2.175 millones).

En cuanto a las entidades que también deberán cubrir capital figuran Banco Popular (3.295 millones) y Sabadell (531 millones), aunque según la firma cuentan con capacidad para hacerlo por sus propios medios.

Ante las diversas noticias aparecidas en diferentes medios de comunicación sobre qué desvelará el informe de Oliver Wyman, el Banco de España reiteró el pasado sábado que las estimaciones de las necesidades de capital del sistema bancario español se publicarán el próximo día 28.

Las cifras oficiales se conocerán "una vez sean completadas las pruebas de resistencia realizadas por el consultor Oliver Wyman y su informe sea revisado por el Comité de Coordinación Estratégica en el que participan el Ministerio de Economía, el Banco de España, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria Europea y el Fondo Monetario Internacional", sostuvo el organismo que preside Luis Linde.

El segundo test de estrés de Oliver Wyman, apoyado en las auditorías de KPMG, Deloitte, PwC y Ernst & Young, evalúa el deterioro que sufriría el balance de cada entidad en un escenario muy adverso, el mismo esbozado en la primera prueba de esfuerzo global, con la exigencia de mantener un core capital 'Tier 1' del 6%.

Este oscuro panorama consiste en una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 6,5% en 2012-2014, un descenso del precio de la vivienda del 55% respecto al pico del 'boom', un desplome del precio del suelo del 85% y una tasa de paro del 27%.

El resultado que finalmente se dé a conocer de forma oficial el próximo viernes servirá de base para que el Gobierno español concrete a la UE qué recursos necesita del apoyo financiero acordado por importe máximo de 100.000 millones de euros.

La primera prueba de esfuerzo de Oliver Wyman cifró las necesidades de capital del conjunto de la banca española entre 51.000 y 62.000 millones, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha afirmado que el Ejecutivo solicitará un máximo de 60.000 millones