El resultado neto acumulado hasta julio apenas supera los 88 millones

El negocio de las firmas de Bolsa, en su peor momento desde 1995

El negocio de las firmas de Bolsa, en su peor momento desde 1995
El negocio de las firmas de Bolsa, en su peor momento desde 1995

Las empresas de servicios de inversión (sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestora de cartera) registraron al cierre de julio un resultado neto acumulado de 88,08 millones de euros, según los datos publicados ayer en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra supone un descenso del 33% sobre el mismo mes de 2011, cuando la cifra fue de 133,96 millones.

El dato es el peor desde 1995, cuando el euro aún no había entrado en circulación. Entonces, el saldo acumulado a julio fue de 12.316 millones de pesetas, que equivalen a unos 74 millones de euros. Todo eso sin contar el efecto inflacionario. Estas cifras evidencian la magnitud de la crisis que atraviesa el sector. Por otra parte, las estadísticas de las firmas de Bolsa solo computan los resultados obtenidos por las gestoras de carteras a partir del año 2004.

Las sociedades de valores, que pueden intermediar por cuenta propia y ajena, han representado siempre el grueso de los beneficios. Entre enero y julio, su resultado neto ascendió a 85,5 millones de euros, frente a los 127,6 millones del año pasado. Las agencias de valores, que solo pueden actuar por cuenta ajena, cerraron julio con un resultado neto de 2,07 millones de euros, frente a los 5,82 alcanzados en los siete primeros meses de 2011. Por último, las sociedades gestoras de carteras, cuyo ámbito de actuación se circunscribe al asesoramiento y la gestión discrecional e individualizada de carteras, saldaron los siete primeros meses del año con 484.000 euros, frente a los 534.000 del año anterior. Es decir, todas las categorías empeoraron sus resultados.

De acuerdo con las estadísticas del organismo supervisor, el número de entidades registradas en julio era de 197. Un año antes, era de 173. El incremento de empresas se debe exclusivamente al crecimiento de EAFI (empresas de asesoramiento financiero independiente), que pasaron de 72 a 99. En cambio, el número de sociedades y agencias se ha reducido, si bien de forma marginal: han bajado de 95 a 92. El número de sociedades gestoras de cartera se mantiene en 6.

El auge de los asesores personales de inversión

El único sector que crece en número de empresas en el negocio de los servicios de inversión es el de las llamadas EAFI, los asesores personales de inversión. El número de EAFI registradas ascendía a 99 en julio pasado; un año antes, la cifra era de 72.

El sector no para de crecer: no han pasado dos meses y en la CNMV ya hay inscritas otras dos más, hasta sumar 101. El supervisor habilitó esta figura en diciembre de 2008. Los asesores personales no pueden ser agentes de otra empresa de inversión, ni de una entidad de crédito. La clave es su independencia, para buscar siempre el producto óptimo para el cliente. Las EAFI están consolidadas en países como Reino Unido, pero en España, bancos y cajas aún canalizan el 90% del asesoramiento.