El Tesoro triunfa y la prima se calma; el Ibex pierde un 1,1% pero mantiene el 8.000

Los inversores hacen caja en la Bolsa española pero compran su deuda

El Ibex ha llegado a caer un 2,44% durante la sesión, llegando a perder los 8.000 puntos. El éxito del Tesoro, que incluso ha superado su objetivo de colocación de deuda, ha aplacado las órdenes de venta. En la deuda, el final ha sido feliz con la prima de riesgo en 425. El selectivo ha terminado en los 8.050,3 puntos tras bajar un 1,1%.

Imagen de un panel en la Bolsa de Madrid.
Imagen de un panel en la Bolsa de Madrid.

Ninguna subida es indefinida. Hay que recordar que desde el mínimo de 5.956,3 puntos a los cerró el Ibex el pasado 24 de julio ha subido un 35,2%. Así ,los inversores perdieron los nervios esta mañana con la prima de riesgo en los 440 puntos básicos y el Ibex perforando los 8.000 puntos. Pero el Tesoro puso orden. En su regreso a los mercados tras el pasado 6 de septiembre, el organismo de financiación del Estado ha logrado todo un éxito, colocando más de 4.500 millones de euros en letras a 12 y 18 meses. Es verdad, sin embargo, que tiene que esprintar de cara a fin de año para poder conseguir su objetivo, en el entorno de los 80.000 millones de euros.

El efecto fue instantáneo: las pérdidas en Bolsa se moderaron y las órdenes de venta en la renta fija soberana se frenaron en seco. Tanto, que el bono a 10 años ha cerrado con una rentabilidad -que se mueve de forma inversa al precio- del 5,9%, tras haberse puesto claramente por encima de la temida cota del 6%. La prima de riesgo se aplacó enseguida y ha cerrado en los 426 puntos básicos, cuatro por debajo de ayer.

Persisten, eso sí, las dudas sobre la segunda petición de rescate de España. Más que si la solicitará -casi todos los economistas lo dan por hecho-, la pregunta es cuándo lo hará. "La mayoría de analistas, entre los que nos encontramos, dan por hecho que España no podrá eludir la petición de ayuda", señalan desde Link Securities. La rebaja del riesgo-país tiene además más mérito porque no se ha debido a un aumento de la rentabilidad del sacrosanto bono alemán. Al contrario: este ha concluido en el 1,64% frente al 1,67% al que concluyó ayer.

IBEX 35 8.738,00 0,42%

Ni siquiera las advertencias procedentes del BCE (Nowotny) y de Alemania (Merkel), que consideran improbable que el Banco Central pueda actuar como supervisor bancario europeo a partir de enero de 2013, han impedido un cierre benigno en la renta fija pública. El bono español a dos años paga el 3,2% frente al 3,34% de ayer y el cinco años, el 4,73% frente al 4,83%. El riesgo-país italiano ha concluido en los 342 puntos desde los 343.

Como problema añadido para los mercados, el encontronazo entre China y Japón. La tensión entre ambos países se ha disparado a causa de un grupo de islas deshabitadas en el mar de China que reclaman ambos países. Entre los datos económicos del día, el índice ZEW de sentimiento económico en Alemania de septiembre ha mejorado hasta los -18,2 puntos desde los -25,5. El dato es positivo: "De cara a los próximos meses cabe esperar un menor deterioro en el índice de situación actual y cierta recuperación en el índice de expectativas teniendo en cuenta los niveles alcanzados y las medidas de contención que se están adoptando en Europa", señalan desde Banco Sabadell.

Las Bolsas, sin embargo, no tiraron las campanas al vuelo y siguieron en rojo tras la publicación del dato germano a las 11.00 (hora española). Con todo, el Ibex ha conseguido reducir las caídas al 1,1% al cierre, hasta los 8.050,3 puntos. El volumen negociado en la Bolsa española se ha situado en 1.886 millones, por debajo de la media diaria de septiembre del año pasado, en los 2.670 millones. En Europa también se impusieron los números rojos, aunque de menor intensidad: el Dax alemán ha cedido un 0,76%; el Footse británico, un 0,43% y el Cac francés, un 1,15%. El Mib italiano sí ha quedado peor que el Ibex, al haber firmado un retroceso del 2,39%.

Al otro lado del Atlántico se ha publicado un déficit de balanza corriente de 117.400 millones de dólares, mejor que el de 125.000 millones calculado por los economistas consultados por Bloomberg. Wall Street se mantenía indecisa al cierre de la sesión europea. Ni el Dow Jones ni el Standard & Poor's ni el Nasdaq registraban variaciones significativas ni al alza ni a la baja.

El euro, por su parte se cambia a la baja frente al dólar: se paga a 1,306 unidades del billete verde frente a los 1,312 de última hora de ayer.