Macrocomplejo de juego

Eurovegas no estará en Madrid antes del año 5773

El grupo advierte que hay numerosos interrogantes sobre el proyecto

Eurovegas no estará en Madrid antes del año 5773
Eurovegas no estará en Madrid antes del año 5773

Sheldon Adelson, su familia y los principales ejecutivos de Las Vegas Sands celebran este mes la llegada del nuevo año judío, 5773. Coincidiendo con la festividad, el Rosh Hashaná, el grupo de casinos y hoteles ha comunicado -lo hizo a las tres de la madrugada, hora española, del pasado sábado, 8 de septiembre del año secular 2012- su decisión de optar por Madrid como ciudad en la que construir su primer macrocomplejo de ocio en Europa. Pero los interrogantes que sobrevuelan sobre el proyecto son tales que motivan preguntarse si Eurovegas se hará realidad algún día.

"Que se haya elegido Madrid no quiere decir que sea seguro que se vaya a hacer", advierten fuentes de Las Vegas Sands con las que ha conversado este diario durante el fin de semana. La compañía no ha aclarado la ubicación final (Alcorcón, Paracuellos o Valdecarros) y tampoco si tiene ya asegurada la financiación (dice que aportará hasta un 35% con capital propio). Las Vegas Sands, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, aun no ha dedicado una línea a sus planes en España en sus comunicados al regulador del mercado estadounidense (SEC). Además el grupo destaca que el proyecto está "pendiente de la resolución de los retos económicos dentro de Europa, que jugarán un papel importante".

A pesar de que dispone del apoyo del Gobierno de Madrid y de España, y de que la compañía desea llevarlo a cabo -aseguran que han gastado unos 10 millones en valorarlo-, Eurovegas está condicionado a importantes factores.

"Que se haya elegido Madrid no quiere decir que sea seguro que se vaya a hacer", dicen en la compañía

El condicionante financiero

La compañía estima que la inversión total necesaria asciende a unos 17.000 millones de euros. De esa cantidad el grupo asegura que aportará "entre el 25% y el 35%", por lo que requiere más de 12.000 millones de financiación bancaria.

La gran banca estadounidense (Goldman Sachs, JP Morgan, ¡Lehman Brothers!...) ha financiado los proyectos de Adelson. Los comités de riesgos de estas entidades tendrán muy en cuenta dos cosas a la hora de valorar su apoyo a Eurovegas: van a financiar un proyecto ligado al sector inmobiliario y España simboliza como pocos países las causas y consecuencias de la creación de una burbuja inmobiliaria. Y la economía española puede ser intervenida y la viabilidad del euro no está asegurada.

Factores legales y políticos

El desarrollo de Eurovegas implicaría varios cambios legales en España, laborales y urbanísticos, entre otros. De acuerdo a fuentes conocedoras de las negociaciones las partes tratarán de no incurrir en cuestiones que afecten a la legislación europea, dando por hecho que los cambios normativos nacionales necesarios se harán sin problemas.

Las Vegas Sands encara otros frentes relacionados con la justicia. El diario The Wall Street Journal publicó el mes pasado que las autoridades estadounidenses investigan si Las Vegas Sands blanqueó dinero durante varios años procedente de un empresario mexicano acusado de tráfico de drogas y por presuntas prácticas corruptas en Macao.

La apuesta política de Adelson por la candidatura republicana en EE UU ha sido muy fuerte. Una victoria del presidente Obama, que ha sugerido subir los impuestos a los más ricos y aumentar la presión fiscal sobre los beneficios de las compañías estadounidenses en el exterior, no sería la mejor noticia para el fundador de Las Vegas Sands.

Durante el primer día del Rosh Hashaná el pueblo judío realiza el Tashlij, un ritual que consiste en despojarse de los pecados del año anterior arrojando migas de pan al agua en circulación. Así como el agua se lleva las migajas, arrastra consigo los pecados. ¿Se llevará también por delante a Eurovegas?

Ganadores colaterales de LVS y de BW

Aunque ni el proyecto en Madrid de Las Vegas Sands (LVS) ni el anunciado en Barcelona el viernes por la Generalitat, Barcelona World (BW), tengan ya asegurado que se hagan realidad algún día, las informaciones sobre uno y otro complejo tienen beneficios colaterales.

La inmobiliaria Metrovacesa, propietaria de parte de los terrenos de Alcorcón sobre los que podría ubicarse Eurovegas, se disparó en Bolsa la pasada semana. El miércoles los títulos de la compañía subieron en Bolsa un 17,8%, coincidiendo con las declaraciones del líder socialista de Madrid, Tomás Gómez, que aseguró que Las Vegas Sands ya había decidido que levantará Eurovegas en Alcorcón. El viernes el valor de Metrovacesa subió otro 33,3% cerrando a 0,88 euros por acción.

El escaso capital flotante de la empresa española en Bolsa (menos de un 5%) provocan que con poco capital invertido en sus acciones se incremente su valor en el parqué.

A Carlo Bonomi, presidente del grupo de capital riesgo Investindustrial, la presentación el viernes de Barcelona World le alegró algo el día. La firma de inversión, que en España participa en, según su web, el capital de empresas como Applus, Contenur, Inaer o Svenson, es propietaria del 50% de Port Aventura.

Barcelona World se instalaría al lado del parque de ocio de Tarragona y buscaría sinergias con el mismo. "Han dicho que atraerá a 10 millones de turistas; imagina que se han equivocado y sólo atraerá a cinco millones: en todo caso es una buenísima noticia para Port Aventura", comentaron a este diario fuentes del grupo.

Barcelona World, más sombras que luces

La Generalitat respondió el viernes a la negativa de Las Vegas Sands de construir Eurovegas en Barcelona con un proyecto similar, de menor tamaño. El Gobierno catalán anunció la creación, en Tarragona, de un complejo de ocio, con hoteles, campos de golf y casinos que requerirá una inversión de unos 4.700 millones de euros. La Caixa aportará los terrenos sobre los que se levantará "Barcelona World" y Enrique Bañuelos, fundador de la inmobiliaria Astroc, estará al frente.

Pero el proyecto de la Generalitat parece obra de la necesidad política de responder al no de Eurovegas. Mientras que Las Vegas Sands lleva más de seis años estudiando su complejo en España, Barcelona World carece de valoraciones profesionales (al menos no se han aportado). Según admitieron en Veremonte, la compañía de Bañuelos, sólo está comprometido el 20% de la inversión (unos 800 millones de euros, cantidad que tampoco se ha aclarado de donde sale); los terrenos de La Caixa tendrían que ser recalificados, y después los promotores los adquirirían "por un precio que no vamos a desvelar". En Veremonte dicen que buscarán fondos y fortunas, pero dada la situación de la economía española, del sector inmobiliario y de la competencia de Eurovegas, ¿quién se va a atrever a participar?

Las cifras

17.000 millones de euros es la inversión total estimada para edificar Eurovegas.

35% es el porcentaje de la inversión que la compañía está dispuesta a aportar.

11 millones de turistas atraería a España el macrocomplejo.