Cumbre hispano-alemana

Merkel avala los ajustes de Rajoy

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró impresionada por "el ritmo y la consistencia" de las reformas puestas en marcha por Mariano Rajoy, le instó a profundizar en las mismas y rechazó que sean necesarios más ajustes. "La senda emprendida es la correcta", recalcó con énfasis. El presidente del Gobierno descarta bajar las pensiones si no se cumple el objetivo de déficit

Merkel avala los ajustes de Rajoy
Merkel avala los ajustes de Rajoy

Satisfacción y optimismo por el resultado de la cumbre hispano-alemana celebrada ayer en Madrid. La cita era clave y no defraudó. El plácet alemán a las reformas emprendidas por el Gobierno del PP fue el bálsamo que necesitaba Mariano Rajoy ante las informaciones que dan por hecho un segundo rescate, esta vez global, sobre la economía nacional. Y es que España volvió a entrar en recesión en junio tras encadenar dos trimestres consecutivos en el que el PIB registró tasas negativas. Expertos y analistas coinciden en que no saldrá de esa situación al menos hasta finales de 2013. La recesión económica en la zona euro y el desplome de la demanda interna son dos de los factores que están detrás de ese retroceso, aunque los profundos ajustes impuestos por Rajoy han paralizado el consumo, la inversión y el empleo. Desde que llegó al Ejecutivo, Rajoy ha aprobado una subida del IBI, del IRPF y del IVA por el lado de los ingresos, mientras que en el de los gastos acordó en diciembre un acuerdo de no disponibilidad de 9.000 millones, ha impuesto ajustes en educación y sanidad por valor de 10.000 millones a las comunidades autónomas, a las que ha obligado a realizar una dieta de adelgazamiento de 18.300 millones para que cumplan con el objetivo de déficit del 1,5% fijado para 2012. Todo ello le ha llevado a recibir reprobaciones por parte de familias, empresas e incluso de organismos internacionales como el FMI, alertando de que los ajustes están ahogando la economía y la capacidad de crecimiento de la economía española.

Todas esas críticas perdieron importancia ayer con las palabras de la canciller alemana, Angela Merkel, que avaló todos los ajustes aprobados e instó al presidente español a seguir profundizando en los mismos.

Reformas

En la rueda de prensa posterior al almuerzo con Rajoy, Merkel se mostró impresionada "por el ritmo y la consistencia" de las reformas que el Gobierno de Mariano Rajoy está aplicando en España, aunque advirtió de que es necesario proseguir con ellas para salir de la crisis. Preguntada sobre si serían necesarios nuevos ajustes en el caso de que España no cumpla este año el objetivo de déficit marcado por la Comisión Europea (6,3% del PIB), Merkel apuntó que las reformas "caminan por la senda correcta para reducir el déficit público y cumplir las exigencias de las instituciones comunitarias". El presidente español fue más explícito al apuntar que Merkel no le había dicho qué ajustes y reformas tiene que poner en marcha. "Ni me lo ha planteado. Nadie plantea a un aliado las reformas que tiene que llevar a cabo", recalcó Rajoy, quién destacó que el objetivo prioritario sigue siendo crecer y crear empleo. "Si acaso, atenderé a las recomendaciones que se han hecho en el Consejo Europeo, igual que otros países", recalcó.

Autonomías

Uno de los principales focos de incertidumbre para los acreedores españoles y para los inversores internacionales es el desequilibrio presupuestario de las comunidades autónomas. En 2011, el déficit se elevó al 8,5% (posteriormente corregido al 8,9%), cuando en realidad el objetivo era del 6%. De ese desvío dos terceras partes correspondieron a las regiones. El Ejecutivo no quiere que se produzca ese desfase este año y para ello aprobó la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que establece sanciones e incluso intervenciones para aquellas comunidades que no cumplan el objetivo, y creó el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), dotado con 18.000 millones para evitar que ninguna comunidad suspendiera pagos. La canciller alemana reconoció que las autonomías habían sido uno de los principales temas de conversación "porque los recortes no solo se pueden hacer a nivel de un país, sino que tiene que ser a todos los niveles donde debe cambiar algo". Merkel agradeció las explicaciones de Rajoy ya que, según aclaró, en Alemania le preguntan por esta cuestión y ahora podrá responder con más precisión.

Rescate y deuda

La rueda de prensa de Merkel y Rajoy se produjo al mismo tiempo que la del presidente del BCE, Mario Draghi, por lo que ambos mandatarios se mostraron prudentes a la hora de valorar el anuncio de la puesta en marcha de un programa por parte del organismo emisor para comprar deuda soberana con vencimientos a 1 y 3 años de países en dificultades como España o Italia. Merkel apeló a la "independencia" de la citada institución para no hacer juicios de valor. "Más allá de lo que haga el BCE, la tarea de cada país consiste en hacer los deberes políticos y aplicar las reformas convenientes de forma creíble para los mercados internacionales", recalcó. Por su parte, Rajoy rehusó pronunciarse sobre la posibilidad de solicitar ya el rescate a Europa hasta que tuviera "alguna novedad" sobre las decisiones del BCE. Fuentes del Ejecutivo confirmaron, una vez conocidas las palabras de Draghi, que no se adoptará ninguna decisión de manera inmediata y recordaron que "España está cumpliendo las exigencias fijadas en el procedimiento de déficit excesivo en el que está inmersa, por lo que no ve necesidad de nuevas condiciones".

Fondo de reserva

Por otra parte, Mariano Rajoy, reiteró que no tiene intención de tocar las pensiones en caso de que se produzcan desvíos en la senda de consolidación fiscal. "Digo lo mismo que en julio, exactamente lo mismo", respondió Rajoy remitiendo a sus últimas declaraciones al respecto, en las que aseguró que las pensiones serían la última partida presupuestaria que tocaría. "He tomado decisiones que no han sido gratas, pero los pensionistas son los que tienen más dificultades porque no pueden dar la batalla por puras razones de edad", apuntó. En su opinión, lo más importante para mantener las pensiones es "que haya gente trabajando, porque las cotizaciones pagan las prestaciones". Solo la actualización de las pensiones con el IPC de noviembre (en torno al 3%) costará 2.000 millones. Preguntado por si habrá que recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, Rajoy solo dijo que si se necesitase, se usaría para lo previsto en sus estatutos "y no para otra cosa distinta".

"Alemania sola no puede hacer nada"

La Comisión Europea certificó ayer que el PIB de la zona euro cayó un 0,5% anual entre abril y junio y que seguramente entrará en recesión a partir de septiembre. En esa situación ya están España e Italia, mientras que Francia ha encadenado tres trimestres consecutivos de estancamiento. Alemania aún está lejos de ese estado, con un avance del 0,5% del PIB, aunque el enfriamiento de sus principales socios comerciales le está pasando factura al sector exterior, su principal eje económico.

Las ventas a España han retrocedido un 9,4% anual en el primer semestre, a Italia un 8,2% y a Portugal un 14,3%. Consciente de que la prosperidad de Alemania depende en gran medida de la recuperación de otros países, Merkel pidió ayer la colaboración de todos los europeos para superar la crisis. "Tenemos que salir todos juntos de este atolladero. Los 80 millones de alemanes no pueden hacer nada solos si no nos unimos a los 500 millones de europeos", aseguró en la clausura de la cumbre empresarial entre España y Alemania. "Todos tenemos que hacer reformas. Estas no se imponen para hacer sufrir a los demás, sino para mejorar la competitividad. Es la mejor respuesta a la crisis y al desempleo", subrayó.

En el caso español, Merkel señaló que ahora viene lo más difícil, "ya que las reformas no surten efecto inmediato", recordando los duros ajustes que tuvo que acometer Alemania hace una década.