Agencia publicitaria

El 'regalito' de los Ruiz-Mateos a los japoneses de Dentsu

La nipona ultima la compra de Aegis, que arriesgó 80,5 millones en Nueva Rumasa

El 'regalito' de los Ruiz-Mateos a los japoneses de Dentsu
El 'regalito' de los Ruiz-Mateos a los japoneses de Dentsu

Hasta Japón llegan los perjuicios ocasionados por Nueva Rumasa. La quiebra de las sociedades controladas por la familia Ruiz-Mateos afectará a las cuentas de la compañía de publicidad japonesa Dentsu, que recientemente ha acordado la compra del grupo británico Aegis, presente en España a través de su filial Carat.

Carat gestionó la campaña de publicidad orquestada por los Ruiz-Mateos para captar inversores en pagarés ofrecidos por sus empresas. Al declararse en concurso de acreedores las sociedades de Nueva Rumasa, Carat ha dejado de cobrar su labor publicitaria para el grupo de la abeja.

Nueva Rumasa ocupó periódicos, televisiones y radios españolas para vender los pagarés ofrecidos por sus empresas hasta 2010. Según datos de la Fiscalía Anticorrupción conocidos a finales de 2011, la familia Ruiz-Mateos captó 385,3 millones de euros de 4.110 inversores mediante la emisión de pagarés de 13 empresas de Nueva Rumasa. El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos; su esposa, Teresa Rivero; sus seis hijos varones, y su sobrino Zoilo Pazos, están imputados por presunta estafa a los inversores.

Según las últimas cuentas de Carat presentadas en el Registro Mercantil, correspondientes al año 2010, la división española de Aegis tuvo que dotar provisiones por su relación con Nueva Rumasa. "Al cierre al que hacen referencia estas cuentas", dice Carat, "el riesgo total que la sociedad mantenía con la totalidad de las empresas del grupo Nueva Rumasa era de 80,5 millones de euros".

La empresa española explica en sus cuentas de 2010 que el tratamiento de dicho riesgo obedece a una dotación de una provisión para insolvencias por 57 millones; la segregación del importe debido por IVA, que asciende a 10,7 millones; y la consideración de importes recuperables vía convenios de acreedores por 12,7 millones de euros.

En Carat precisaron a CincoDías que en la actualidad la cantidad pendiente de las sociedades de Nueva Rumasa con el grupo Aegis es de 69,7 millones de euros. La compañía indicó también que en todos los casos de concurso de acreedores de las sociedades de Nueva Rumasa Carat ha realizado el procedimiento legal pertinente "es decir la comunicación del crédito; ahora estamos esperando la resolución judicial".

Según expertos en comunicación consultados, habitualmente una agencia como Carat lo que hace es adelantar la inversión necesaria para los anuncios y campañas requeridos por un cliente y gestionar su emplazamiento en los medios. "En el fondo funciona como una sociedad financiera, adelanta el dinero necesario para cubrir una campaña", explican.

Nuevo gigante mundial de la publicidad

Dentsu, primera compañía en Japón en el sector de la publicidad y marketing, lanzó una opa sobre el grupo británico Aegis el pasado mes de julio, valorada en 3.124 millones de libras, cerca de 4.000 millones de euros. La operación dará lugar a un nuevo gigante mundial de la publicidad, con fuerte presencia en Asia y Europa.

La compañía británica, que opera en España a través de su filial Carat, emplea a 12.000 personas y está presente en 80 países. Los principales accionistas de Aegis dieron su visto bueno a la oferta de Dentsu a mediados de agosto; está previsto que la operación se cierre a finales de este año tras recibir la aprobación de distintos organismos de competencia.

Dentsu, fundada en 1901, con sede en Tokio, emplea a 21.000 personas y tiene oficinas en 29 países. La adquisición de Aegis sumará otros 5.000 clientes a los 6.000 con los que ya cuenta Dentsu y potenciará su presencia fundamentalmente en el mercado europeo.