Ha destacado el valor de la marca de la entidad intervenida

Catalunya Caixa será adjudicada en subasta

Catalunya Caixa reanudará su proceso de subasta, según ha explicado el ministro Luis de Guindos, que ha destacado el valor de la marca de la entidad y ha recordado que el objetivo es la puesta en mercado para devolver el dinero europeo del rescate "lo antes posible".

El destino de Catalunya Caixa sigue siendo su adjudicación en subasta. Guindos ha explicado en rueda de prensa que la entidad catalana tiene activos dañados pero su marca tiene "muchísimo valor". Ya ha avanzado que, tal y como recoge el decreto aprobado hoy en consejo de ministros, una vez determinada su necesidad de capital "entra en procedimiento normal de subasta". El ministro ha señalado que el objetivo es recuperar el dinero del rescate para su recapitalización, lo que se hará a través de "subasta abierta" para su puesta en mercado.

Como el resto de entidades que reciban ayudas del fondo de rescate, los activos tóxicos ligados al sector inmobiliario deberán transferirse al banco malo. Y el resto de activos, serán los que se sometan a subasta, dentro del proceso de resolución ordenada que establece la legislación aprobada hoy.

El ministro ha recalcado la importancia de "maximizar el rendimiento" de las entidades intervenidas antes de que salgan al mercado para devolver el préstamo lo antes posible a la Unión Europea.

CatalunyaCaixa perdió 1.444 millones hasta junio

Catalunya Banc (el banco que vehicula la actividad financiera de CatalunyaCaixa) perdió 1.444,2 millones de euros el primer semestre, frente a unos beneficios de 124 millones hace un año, ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad ha señalado que los saneamientos realizados para cumplir con las exigencias del Gobierno se han realizado íntegramente contra resultados, con un impacto de 1.636 millones brutos, y corresponden principalmente a operaciones inmobiliarias anteriores a 2008.

Así, ha defendido que "sin la losa inmobiliaria que suponen las necesidades de saneamientos adicionales inmobiliarios", el negocio recurrente propiamente financiero genera resultados positivos.

La entidad liderada por Adolf Todó, actualmente intervenida por el Estado, obtuvo un margen de intereses de 280,5 millones hasta junio, un 29,3% por encima de los 216,8 de los primeros seis meses de 2011.

El margen bruto fue de 593,2 millones, un 5,3% por debajo de los 626 del mismo periodo del ejercicio anterior, y el margen de explotación antes de dotaciones -resultado de la gestión financiera- fue de 217,3 millones, un 6% más.

Sin embargo, las provisiones y depreciación de activos situaron el resultado de explotación en -1.074,9 millones, frente a un beneficio de 119,9 millones de un año atrás.

Los recursos de clientes se han situado en 59.859 millones, y los créditos en 53.430 millones (con una morosidad del 12,73%), mientras que los activos consolidados de grupo ascienden a 81.907 millones, lo que supone un 6,3% más respecto a finales de 2011.

Ep