El precio del litro de gasolina llegará a 1,7 euros tras la subida de impuestos

El transporte corre más que el precio de la vida

La OCU calcula que las familias se gastarán 90 euros más al año en desplazamientos.

Chema V. tiene 27 años y dejó de ser joven hace cinco, según Metro de Madrid. Sin trabajo y a punto de terminar la carrera, este mallorquín que estudia en la capital perdió el derecho a tener un abono joven, con tarifas más bajas, el año que cumplió 21 -el límite se amplió el año pasado, en mes de campaña electoral, hasta los 23-. El lunes, tras pasar las vacaciones en casa de su madre, Chema aterrizó en la Terminal 4 de Barajas desde Palma con una maleta y un billete de diez viajes que cuesta 12 euros. Para llegar al hostal en el que vive, tuvo que pagar un "suplemento" de tres euros. Es decir, 11 paradas a cambio de 4,2 euros -si no hubiera tenido el tique de 10 viajes, habría pagado cinco-. "¿Tres euros más nada más llegar a Madrid?", rugió en su Facebook esa tarde.

El trayecto desde el aeropuerto en 2005, año en el que empezó la carrera, costaba 58 céntimos. Mañana, día que sube el IVA y cuatro meses después del mayor incremento de precios en la capital en una década, saldrá más caro. En la Consejería de Transportes de la comunidad hablan de "revisión tarifaria", no de subida. Barcelona, Valencia y Sevilla también aumentarán los precios.

"El transporte sale cada vez más caro", se queja Chema mientras espera en un andén y charla con un amigo que se acaba de encontrar. "La gasolina a la que también afecta el aumento de impuestos llegará a 1,7 euros el litro".

El Gobierno central subirá mañana el IVA del transporte de pasajeros del 8% al 10%. Tras un alza de un 11% hace cuatro meses, las tarifas de la red pública de Madrid (autobuses, metro y cercanías; 1.500 millones de viajes al año) se incrementarán un 2%. Esperanza Aguirre, presidenta de la comunidad, lamenta el alza pese a que ha decidido que la asuman los ciudadanos. "Cuando la economía va mal, se puede actuar de dos formas para evitar el déficit. Una es recortando el gasto y otra aumentando los impuestos. Esta última no es de las que me gusten", admitió el miércoles la presidenta popular.

El suburbano, que cuesta al año 2.500 millones de euros -el 38% lo pagan los usuarios-, arrastra un déficit anual de casi 800 millones, según la Consejería de Transportes. El metrobús subirá de 12 a 12,20 euros. Corre más que el coste de la vida, según un estudio del sindicato UGT, que señala que si hubiera seguido el ritmo del IPC costaría 5,93 euros. Desde el Ejecutivo madrileño se recuerda que la aportación estatal al transporte público de la comunidad ha caído un 26% en 2012.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estima que las familias españolas se gastarán 470 euros anuales más de media tras la subida del IVA -el cálculo se hace a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística-. 90 de esos euros corresponden a gastos de transporte público y privado -al año, cada hogar dedica una media de 3.770 euros a esta partida-. Enrique García, portavoz de OCU, se muestra "crítico" ante "cualquier subida" y más cuando "se paga más por menos". "Los incrementos que hemos visto en los últimos meses en varias ciudades de España han coincidido con reducciones de servicios. Madrid, por ejemplo, ha cerrado determinadas bocas". La Consejería de Transportes admite que ha clausurado "20 de los 351 vestíbulos y 27 de los casi 800 accesos secundarios". "Se intenta reducir gastos superfluos", explica una portavoz. La oposición, encabezada por el Partido Socialista, habla de "gestión nefasta". Este periódico intentó sin éxito contactar con un portavoz de esta formación para preguntarle cómo se podría mejorar.

"Hay familias que sufren para costear el transporte", advierte el portavoz de OCU, que recuerda los 5,6 millones de parados que tiene España. A García le hablan entonces de una de las últimas noticias que ha llegado desde Grecia: el número de coches que circulan por las carreteras de ese país ha caído alrededor de un 40% en los últimos dos años mientras se venden cada vez más bicicletas, según estadísticas gubernamentales. "Algunos dirán eso, que los ciudadanos vayan en bici. Pero, ¿por dónde?".