El resultado operativo cae un 8%, menos de lo esperado

España frena el resultado de Carrefour, que pierde 31 millones en el semestre

Los mercados emergentes y el sur de Europa, cara y cruz de los resultados de Carrefour. El grupo perdió 31 millones de euros en el primer semestre, influido por el cese de su actividad en Grecia y al "entorno económico" en España, según ha reconocido el grupo de distribución. Las ventas totales aumentaron cerca del 1% gracias a Latinoamérica y Asia.

Carrefour registró números rojos de 31 millones de euros en el primer semestre del año, si bien las pérdidas fueron inferiores a los 249 millones de igual periodo del año pasado y mejor que lo esperado por los analistas. La buena marcha de los emergentes (especialmente Brasil e Indonesia) no fue suficiente para compensar la caída en mercados de la zona euro: el cese de sus actividades en Grecia, anunciada en el segundo trimestre, y la debilidad de España. Si no se contabiliza el efecto de la cesión de actividades en Grecia y en Singapur, la empresa habría obtenido un resultado neto de 199 millones.

Todo ello en un contexto de un esfuerzo titánico por parte de la compañía de recortar los costes, lo que llevará a la empresa a recortar entre 500 y 600 puestos de trabajo (deforma "voluntaria") en Francia.

Las ventas del grupo en el semestre se situaron en 38.821 millones de euros, con un aumento del 0,9%, gracias al tirón de Brasil (donde la empresa gestiona los supermercados Atacadao), y Asia (sobre todo Indonesia, con ventas estables en China). En Europa (excluido su mercado local, e incluye fundamentalmente Bélgica y España) el descenso de las ventas fue abultado: del 3%. Por su parte, en Francia, las ventas bajaron un 0,5% ya que el aumento de la facturación en alimentación no fue suficiente para paliar la caída de otros productos.

El Ebitda bajó un 4,6% de enero a junio, hasta 1.590 millones. El resultado operativo recurrente, por su parte, bajó un 8,2% a 769 millones de euros, lo que afectó al margen sobre ventas, que pasó del 2,2% al 2%. Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto un resultado operativo no recurrente de 705 millones de euros, lo que ha impulsado la acción en Bolsa.

Mala evolución en España

La compañía atribuye este comportamiento a España "donde el descenso de las ventas y de inversiones en oferta solo se compensan parcialmente con el descenso de los costes de distribución". Si bien la empresa no desagrega los datos de España, el resultado operativo conjunto de los mercados europeos (Bélgica y España) bajó un notable 32%, lo que puede dar una idea de la magnitud de la caída, más aún teniendo en cuenta que "Bélgica registró un aumento de las ventas", tal y como explica la compañía a los inversores.

De esta forma, el consejero delegado del grupo, Georges Plassat, señaló en una conferencia ante analistas que el crecimiento en Asia y Latinoamérica puede contrarrestar la debilidad del sur de Europa, pero que aún hay que reforzar la integración de los países emergentes.