Alberto Fabra confirma que pedirá un anticipo del rescate

Valencia eleva en 1.000 millones su petición de rescate hasta los 4.500 millones

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha confirmado este jueves que solicitará 1.000 millones más de inicialmente previstos al Fondo de Liquidez Autonómico. En total, las necesidades de financiación de Valencia ascienden a 4.500 millones.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra

El presidente de la Comunidad Valenciana ha anunciado que Valencia va a solicitar 1.000 millones extra para hacer frente a los pagos relacionados con los conciertos con ayuntamientos, subvenciones y ayudas a colectivos y asociaciones que no entraban dentro del Plan de Pago a Proveedores del Gobierno.

El jefe del Consell ha concretado así, durante su visita a la empresa BP Oil en Castellón, las declaraciones que hizo ayer el conseller de Economía, Comercio e Industria, Máximo Buch, quien adelantó que solicitarían al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) "todo lo que le puedan dar" para así poder hacer frente a todos los pagos pendientes, tanto de este año como de anteriores.

Según Fabra, el plan de pago a proveedores, el primer mecanismo que aprobó el Ejecutivo para ayudar a las autonomías, no incluían "los conciertos que mantenemos con varios ayuntamientos y las subvenciones y ayudas a asociaciones y colectivos, y queremos contar con que el Gobierno nos dé la posibilidad de ponernos al día" con estas instituciones.

Las obligaciones contraídas con estas entidades "superan los mil millones de euros", según ha indicado, al tiempo que ha dicho que espera que la inyección de liquidez "se haga lo antes posible, porque no tiene sentido generar tensiones, sobre todo en colectivos y ayuntamientos, ante la falta de pago".

La Comunidad Valencia es una de las tres autonomías que han anunciado su intención de acudir Fondo de Liquidez Autonómico, junto con Murcia y Cataluña. El importe total que suman las necesidades de financiación de estas regiones, alrededor de 10.000 millones, supone más de la mitad de los 18.000 millones de euros con los que está dotado el fondo. Otras regiones como Andalucía, han dejado la puerta a la petición del rescate siempre y cuando no suponga una limitación de las competencias.

En relación con la posible insuficiencia del fondo para atender íntegramente a todas las necesidades de las autonomías, Alberto Fabra ha asegurado que la cifra exacta no se sabe "porque hay una cantidad prevista por el Gobierno para el Fondo de Liquidez Autonómico de 18.000 millones de euros y será en función de las peticiones que se hagan desde las distintas comunidades autónomas".

Fabra ha apuntado que es "curioso" que la Comunidad fuera la primera en anunciar su intención de acudir al Fondo "y nos dijeron de todo", cuando ahora ya "son varias" las autonomías que lo han hecho, al tiempo supone que habrá "más" que tengan que solicitar este instrumento.

Solicitará un anticipo al Fondo de Liquidez Autonómico

Respecto a si es necesario pedir un adelanto del dinero, Alberto Fabra ha afirmado que "hay que tener en cuenta que en el Presupuesto hay 1.600 millones de euros que los dejamos para emisión de deuda que todavía no han llegado y que necesitamos para poder afrontar los pagos establecidos".

En este sentido, ha advertido de que "cuanto más se retrase el FLA, estamos dejando de atender esas necesidades que tenemos comprometidas ya, por ejemplo, con los farmacéuticos y con otros colectivos". "Hasta que no se formalice el FLA, necesitamos que el Gobierno nos dé un anticipo del mismo para poder atender esas necesidades", ha reiterado.

Cumplir el objetivo de déficit del 1,5%

Preguntado por si la adhesión al FLA supondrá nuevos ajustes para la Comunidad Valenciana, ha aclarado que "éste es un instrumento como ha habido otros a lo largo de este año, pues la comunidades necesitamos la ayuda del Gobierno y éste necesita también el compromiso de las comunidades autónomas, y ese no es otro que no excedernos del 1,5 por ciento de déficit, porque eso significa dar credibilidad y confianza a los mercados exteriores".

"Gobierno y comunidades autónomas tenemos que trabajar para conseguir el objetivo común, que no es otro que no excedernos del déficit establecido, que en nuestro caso es el 1,5 por ciento", ha subrayado el presidente de la Generalitat, quien ha argumentado que "lo que viene a decir el Gobierno es que nos presta la posibilidad de esos nuevos instrumentos pero con la obligación y mayor compromiso de cumplir con ese nivel de déficit establecido".

En este sentido, ha recordado que la Comunidad Valenciana está dispuesta a trabajar, "pues hemos hecho ajustes en todo lo que consideramos que es necesario para reducir el coste de la Administración y poder no sobrepasar ese 1,5 por cien -del déficit- que el Gobierno nos fijó a principios de año"