Guindos condiciona las ayudas al cumplimiento del 1,5% de déficit

Las regiones ultiman más ajustes ante el desplome de los ingresos

Las comunidades autónomas se encaminan hacia una nueva oleada de recortes para cumplir con el 1,5% de tope de déficit a final de año y a la espera de conocer la letra pequeña del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). La caída estrepitosa de la actividad reduce la recaudación y dificulta aún más el cumplimiento de los objetivos.

A la espera de que el Gobierno dé a conocer la letra pequeña del Fondo de Liquidez Autonómica, el último mecanismo ideado para aportar liquidez a las maltrechas arcas regionales, parece cada vez más claro que las comunidades afrontarán una nueva oleada de ajustes y recortes antes de que finalice el año.

Solo tres autonomías, según los expertos de Fedea, cerrarán este año por debajo del 1,5% de objetivo de déficit -Navarra, Galicia y La Rioja- y una cuarta -País Vasco- se quedará en ese límite. Las autonomías se han comprometido a realizar ajustes por 17.364 millones para llegar al 1,5% del PIB.

Así que a las regiones no les quedará más remedio que aprobar antes de que finalice 2012 nuevas medidas para subir los ingresos o reducir el gasto público. El segundo trimestre de año, con una caída del 0,4% del PIB intertrimestral, muestra que el deterioro de la actividad se ha intensificado, lo que dificulta que las previsiones de ingresos fiscales del Estado y las comunidades se cumplan.

A las comunidades que soliciten el fondo de liquidez, dotado con 18.000 millones de euros, se les exigirá que cumplan con el 1,5%, para lo que tendrán que presentar un plan de ajuste o rehacer el que tuvieran para enfocarlo a este objetivo. El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que en el caso de Cataluña -que ha cifrado en 5.023 millones sus necesidades- "la condición principal" es que cumpla con el techo de déficit en 2012.

Todo apunta a que comunidades que partían con un abultado desfase en 2011, como es el caso de Castilla-La Mancha, tendrán muchas dificultades para cerrar 2012 por debajo del 1,5%. Esta comunidad aún no se ha pronunciado sobre si solicitará el rescate al Estado o no. Abiertamente se han interesado ya Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana, que consumirían 9.200 de los 18.000 millones con que está dotado este fondo para atender vencimientos de deuda de las comunidades.

Condiciones políticas

El portavoz de la Generalitat de Cataluña, Francesc Homs, dijo ayer en la Cadena Ser que no descarta nuevos recortes hasta final de año después de haber solicitado 5.023 millones del FLA. "No le puedo decir si va a haber más ajustes en los próximos meses. Pensamos que no, pero veremos cómo evolucionan algunos datos que son todavía interrogantes", fueron sus palabras textuales. En cualquier caso, Cataluña se niega a asumir nuevas condiciones por solicitar ayuda al Estado y mucho menos si supone reducir la cota de autogobierno.

La Generalitat dejó sin pagar en julio más de 400 millones a entidades sociales concertadas por tener que atender vencimientos de deuda y Homs se negó ayer a garantizar que vaya a poder abonar en agosto.

Las necesidades de las comunidades son perentorias, ya que afrontan pagos financieros hasta final de año por 15.838 millones de euros. Los detalles del FLA, plazo de amortización y tipo de interés principalmente, podrían conocerse en la primera semana de septiembre. Lo que sí descartó ayer el Ministerio de Hacienda es que se vaya a incrementar la dotación de 18.000 millones de euros inicialmente prevista.

Las cifras

1,5% es el porcentaje máximo so- bre el PIB al que puede subir el déficit de las regiones este año. Fedea estima un 2,2%.

0,4% ha sido la caída del PIB en el segundo trimestre. El parón de la actividad ha lastrado los ingresos fiscales.

9.200 millones necesitan del fondo de liquidez Cataluña, Valencia y Murcia.