La entidad debe anunciar sus resultados el viernes

Bankia perderá 4.000 millones en el primer semestre, según Reuters

La agencia Reuters vaticina que el balance de Bankia, que la entidad tiene previsto presentar el viernes, mostrará unas pérdidas de 4.000 millones de euros entre enero y junio de este año, lo que pone de manifiesto "la necesidad de capital del rescate europeo".

"Las pérdidas serán de entorno de 4.000 millones de euros, teniendo en cuenta los nuevos criterios de provisiones" para la banca, declara una fuente de Bankia a Reuters. Según la agencia británica, tres analistas y su fuente en la entidad coinciden en que las pérdidas de Bankia en el primer semestre serán superiores a las del total del año pasado, 2.979 millones de euros.

El viernes es la fecha límite para que Bankia presente sus resultados. Después de nacionalizar la entidad en mayo, el Gobierno pidió un rescate de 100.000 millones de euros a la eurozona para reflotar los bancos, ahogados con entorno a 184.000 millones de euros en activos tóxicos vinculados al sector inmobiliario.

Para hacer frente a este agujero, las entidades nacionalizadas (además de Bankia son Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia), necesitan con urgencia la liquidez del rescate europeo, consideran los analistas consultados por Reuters.

Europa puso a disposición de los bancos un primer paquete de ayudas en agosto, pero Bankia y el Ministerio de Economía dicen que no pueden esperar a la publicación de los exámenes a la banca, prevista para finales de septiembre. Las condiciones del rescate (el Memorandum de Entendimiento) exigen, sin embargo, que las entidades y el Gobierno detallen cómo distribuirán la ayuda antes de que recibir la liquidez.

Con la crisis de la deuda, el grifo de la financiación para la banca española se ha cerrado y el coste para adquirir liquidez alcanzó su nuevo récord en julio.

"Si siguen con los mismos criterios que usaron cuando presentaron su plan de recapitalización, las pérdidas serán muy altas a causa de las provisiones que necesita para sanear su balance", considera Nuria Álvarez, analista de Renta 4 consultada por Reuters. Bankia anunció inicialmente unos beneficios de 300 millones de euros para 2011 pero, tras el anuncio del rescate del Gobierno, empezó a sacar a la luz el peso de sus préstamos dudosos y activos tóxicos que arrastraron las pérdidas de 2011 hasta los 2.979 millones de euros.

En una nota reciente, Barclays apuntaba a que un saneamiento total de los balances de Bankia y una implementación completa de su plan de recapitalización le provocaría pérdidas de 10.600 millones en 2012. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, anunció en mayo que el banco tendría que presentar provisiones por valor de 14.000 millones de euros brutos para cubrir sus pérdidas. "Teniendo en cuenta las necesidades de capital y los efectos fiscales, las pérdidas netas alcanzarán los 9.000 millones", según un analista financiero de una institución pública sin especificar consultada por Reuters.

Los planes de recapitalización de Bankia y sus necesidades de liquidez podrían cambiar en función de las condiciones que le imponga el Gobierno cuando alcance un acuerdo con el Banco Central Europeo, el Banco de España, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional para la creación del banco malo, que aliviará a las entidades nacionalizadas de sus activos tóxicos.

"Hay mucha incertidumbre sobre el banco malo. Es absolutamente necesario conocer todos los detalles de las pérdidas que se impondrán a los activos que se le transfieran, el tipo de activos, la financiación de la estructura y sus normas de contabilidad", declara a la agencia otro analista.

El Gobierno tiene previsto presentar el viernes la nueva reforma financiera, con los detalles del banco malo y los nuevos poderes del Banco de España para intervenir en el fondo de rescate estatal, el FROB (Fondo Ordenada de Restructuración Bancaria).