El Ejecutivo ha acordado un plan para recortar 12.000 millones

Los dirigentes griegos pactan nuevos recortes pero no cómo serán

Los tres partidos que apoyan al Gobierno griego han llegado a un acuerdo esta mañana para ahorrar los casi 12.000 millones que reclama la 'troika', aunque no han logrado un consenso sobre dónde recortar.

Los dirigentes políticos griegos han acordado ampliamente un paquete de austeridad exigido por sus acreedores internacionales, pero aún tienen que decidir cómo suavizarán su impacto en quienes ganen menos y en los pensionistas, han declarado responsables gubernamentales y líderes de los partidos.

Grecia afronta una intensa presión para esbozar casi 12.000 millones de euros en recortes para los próximos dos años con los que calmar a la troika (la Unión Europa, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), que tienen en espera el último tramo de ayuda con el que evitar la bancarrota griega.

El paquete de austeridad estará listo para ser presentado la semana próxima ante los inspectores de la troika, según ha anunciado el ministro de Finanzas griego, Yannis Stournaras.

"Hay un acuerdo político respecto al paquete", ha dicho Stournaras después de que los líderes de los tres partidos de la coalición de gobierno se reunieran para discutir el plan. "El paquete quedará sellado la semana próxima y presentado a la troika".

Stournaras ha quitado importancia a los asuntos que han retrasado el envío del paquete de ayudas, calificándolos como "menores y técnicos", pero los aliados socialistas y de izquierdas de Samaras -ambos presionados por los votantes que se oponen a una nueva ronda de austeridad- se han mostrado más cautos sobre lo que quedaba para concluir las medidas.

Fotis Kouvelis, líder del partido moderado Izquierda Democrática, que ha hecho campaña contra el rescate pero a favor del euro, ha dicho que rechazaría cualquier recorte global de salarios y pensiones y que había de protegerse a los griegos con salarios más bajos.

"Estamos intentando evitar recortes que afecten a todos, a los que categóricamente me opongo", ha dicho Kouvelis tras la reunión. "Quienes ganen menos no deben sufrir más", añadió.

El dirigente socialista, Evangelos Venizelos, ha declarado que los dirigentes continuarían las conversaciones para asegurarse de que los recortes eran "equilibrados y justos" y que no "destruyen a la clase media".

Los anteriores paquetes de austeridad adoptados desde el primer rescate del FMI y la UE en 2010 han sumido a Grecia en la depresión. Se estima que la economía se ha encogido aproximadmaente un quinto en el periodo 2008-2012. Casi uno de cada cuatro griegos y más de la mitad de los jóvenes no tienen trabajo.