Ambas compañías quieren salvaguardar su alianza en el segmento de los chips

La derrota frente a Apple reducirá un 5% el beneficio de Samsung en 2012

La indemnización de 1.050 millones de dólares que Samsung deberá pagar a Apple por su derrota judicial en el litigio de patentes reducirá un 5% el beneficio del grupo coreano de 2012. Un porcentaje que podría ampliarse si se impide la venta de algunos de sus dispositivos principales en EE UU. De momento, ambas empresas trabajan en mantener a salvo su alianza en el ámbito de los semiconductores.

La derrota frente a Apple reducirá un 5% el beneficio de Samsung en 2012
La derrota frente a Apple reducirá un 5% el beneficio de Samsung en 2012

Apple, primera compañía del mundo por capitalización bursátil, logró el viernes la primera gran victoria en el litigio de patentes que mantiene con Samsung, tecnológica líder por volumen de ingresos. El jurado encontró culpable al grupo asiático de haber copiado los diseños de los dispositivos de la empresa estadounidense, utilizando sus patentes de manera ilegal. Samsung deberá pagar una sanción de 1.050 millones de dólares (unos 840 millones de euros).

En la industria ya se han empezado a hacer cálculos sobre el impacto que la sentencia tendrá sobre Samsung. La posible provisión para hacer frente a la indemnización podría penalizar sus beneficios de 2012 entre un 4% y un 5%, según los cálculos de diversos analistas.

Aunque el impacto podría no quedar ahí. Bernstein Research estableció cuatro diferentes escenarios. En el peor de ellos, estos analistas hablan de una caída del 6,3% del beneficio por acción para la empresa en 2013 si se amplía a los nuevos dispositivos la prohibición de venta en EE UU. En caso de acuerdo entre Samsung y Apple para el pago de royalties en todos los smartphones Android, la ganancia por título en 2013 de la firma surcoreana bajaría un 3,8%.

APPLE INC. 145,93 -1,92%

Más impactos

De igual forma, hay otros impactos que todavía no se han medido. Morgan Stanley, por ejemplo, señaló que la mayor ganancia para Apple derivada de la victoria judicial serán las ramificaciones que la sentencia podría tener sobre otros fabricantes de smartphones, quienes podrían verse obligados a cambiar los ciclos de producto y variar tanto el software como el hardware de sus diseños. Dentro de este grupo figurarían empresas que trabajan con el sistema operativo Android, impulsado por Google. El buscador está considerado también como uno de los perdedores del litigio entre Apple y Samsung, al ser la empresa asiática uno de los pilares de la expansión de Android.

En cualquier caso, todavía habrá que esperar a la decisión final del juez sobre la prohibición de venta de móviles de Samsung Electronics que se materializará en las próximas semanas. La mayor incertidumbre se cierne sobre el Galaxy S3, el smartphone estandarte de la compañía asiática. De momento, en la industria hay división de opiniones sobre si el dispositivo se incluirá en esta prohibición. La firma surcoreana se juega mucho porque el negocio de los smartphones aporta el 70% de sus beneficios, que en el último trimestre rondaron los 4.500 millones de dólares.

Dentro de esta pugna, uno de los puntos que ambas partes quieren mantener es el vinculado a los componentes. Y es que Samsung es uno de los proveedores principales de Apple en el ámbito de los chips, componentes claves para equipos como el iPhone y el iPad. Samsung ha dejado claro que la separación entre el negocio de móviles y el de chips está intacta. Según Reuters, los ejecutivos de Samsung dijeron que el contrato de suministro es totalmente independiente del litigio y no cambiará su estatus.

En cualquier caso, ambas partes han tratado de reducir la dependencia. Así, por ejemplo, Apple ha ampliado el número de chips DRAM que compra a la japonesa Elpida, además de firmar nuevos acuerdos los chips de memoria con la coreana SK Hynix y Toshiba, rivales de Samsung. A su vez, Samsung está ampliado la base de clientes para reducir la dependencia de Apple, firmando acuerdos con grupos como Qualcomm.

Lo cierto es que el enfrentamiento entre Apple y Samsung todavía va a vivir nuevos capítulos en el área de los smartphones, un negocio que supera los 220.000 millones anuales.

Tormenta bursátil sobre Android

Durante el día de ayer se desató toda una tormenta bursátil contra Samsung. Sus acciones se hundieron un 7,5%, lo que implicó una pérdida de 12.000 millones de dólares en su capitalización bursátil. También la china ZTE, cuarto fabricante mundial de móviles, vio cómo sus títulos se hundían 7% ante el posible impacto negativo que la sentencia favorable a Apple tenga sobre los desarrollos del sistema operativo Android, promovido por Google, y del que Samsung es uno de los principales impulsores.

Apple, por el contrario, batió un nuevo máximo histórico en Bolsa al calor de la sentencia. Sus acciones han cerrado en 675,68 dólares. Otros grupos ajenos a Android registraron fuertes subidas. Así, Nokia se disparó cerca de un 8%, mientras que RIM, el fabricante de las Blackberry, llegó a subir casi un 5%, aunque al cierre redujo el avance al 1,9%.