Vence el primer plazo del lock-up para sus accionistas

Castigo en Bolsa para Facebook al concluir el bloqueo de venta de parte de sus acciones

Los títulos de Facebook cedieron un 6,23% en la sesión después de que una parte de los accionistas de la red social pudieran comenzar a desprenderse de su participación.

Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook
Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook

Ayer miércoles venció el primer plazo del lock-up sobre los títulos de la compañía que salieron a Bolsa el pasado mes de mayo (periodo en el que sus accionistas se comprometieron a no vender acciones de la red social). La OPV de Facebook supuso la libre circulación en el mercado de unos 420 millones de títulos de la compañía. En el folleto de salida a Bolsa de la red social se fijaron cinco fechas en las que sus accionistas, desde su fundador hasta los empleados de la empresa, altos directivos a los fondos de inversión que tenían participaciones en la compañía antes del debut bursátil, podrían comenzar a deshacerse de sus participaciones.

Según la información remitida al regulador del mercado estadounidense, 268 millones de acciones de Facebook pueden a partir de hoy ponerse a la venta en el mercado. Los siguientes plazos de expiración del lock-up llegarán en octubre, noviembre, diciembre y mayo de 2013. Teniendo en cuenta estos plazos y la posibilidad de que parte de estructura accionarial de Facebook decida deshacer posiciones en la compañía, podrían ponerse en circulación un total de 2.000 millones de títulos.

Una llegada de papel al Nasdaq que puede provocar nuevas caídas en la cotización de Facebook, que fijó su precio de salida al mercado en 38 dólares por acción y que ayer cerró la jornada en los 21,20 dólares. Hoy ha arrancado la sesión con caídas del 7% y a punto está de bajar hasta los 19 dólares por título. Desde su debut en el mercado la red social ha caído un 48% y su capitalización se sitúa en los 45.420 millones de dólares. Al cierre de la sesión, sus títulos se anotaron una caída del 6,23%

Entre los accionistas de Facebook que pueden desprenderse de su participación se encuentra la directora de operaciones, Sheryl Sandberg, y el jefe de finanzas, David Ebersbam, además de fondos de capital riesgo como Accel Partners, que en el capital de la red social en 2005 y posee un total de 152 millones de acciones de clase A y B. Dentro de este grupo también se sitúa Microsoft, que en 2007 adquirió un 1,6% del capital por 240 millones de dólares.

En el caso Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook tendrá que esperar al mes de noviembre para decidir si quiere desprenderse de una parte de su participación en la compañía o si opta por mantenerlo.

Soros entra en el capital de la red social

Y cuando se abre la puerta de las desinversiones para algunos, otros inversores entran. Es el caso del multimillonario George Soros que ha decidido apostar por la red social. Su fondo Soros Fund Management LLC ha adquirido en el segundo trimestre del año 341.000 títulos de Facebook valorados al cierre del periodo en 10.600 millones de dólares. De momento su inversión en la compañía de Mark Zuckerberg se ha saldado con una caída del 37% en los títulos.