El Ibex consigue cerrar la sesión con un alza mínima del 0,06%, en los 7.128,9, con un volumen mínimo

La prima de riesgo se sacude el miedo y baja 18 puntos de una tacada

Una corriente de optimismo ha tomado el control del Ibex y de la deuda en una jornada festiva en España. El selectivo ha terminado con una mínima subida del 0,06%, en los 7.128,9 puntos. Mientras, la prima de riesgo se ha hundido -para bien- 18 puntos, hasta 508, mínimos desde el 5 de julio.

Inversores en una firma de Bolsa en China
Inversores en una firma de Bolsa en China

Tregua veraniega en los mercados en plena fiesta nacional. La Bolsa apenas se ha movido, mientras el riesgo-país se ha relajado con gran intensidad. Los volúmenes, eso sí, están por los suelos. En el mercado continuo se han negociado menos de 770,6 millones de euros. En las últimas sesiones, va batiendo su propio récord a la baja: apenas se mueve dinero en el parque. El Ibex ha mantenido los 7.100 puntos con uns casi inapreciable subida del 0,06%; exactamente, ha concluido en los 7.128,9 puntos.

Lo más destacable en la Bolsa española han sido las subidas de Bankia y Banco de Valencia, que han vuelto a la carga, pese a la taxativa advertencia del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de la semana pasada. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha avanzado un 6,37%, hasta los 1,202 euros por acción, mientras que el banco valenciano ha sumado un 13,51%. Es cierto que esta reacción se produce después de haber caído a plomo en las sesiones posteriores a la advertencia del fondo que canalizará las ayudas europeas a la banca.

La mayor tranquilidad se refleja en la prima de riesgo, que, como en las últimas sesiones, ha proseguido su camino a la baja y se ha situado en los 508 puntos básicos, 18 menos que al cierre de ayer y niveles que no se veían desde el pasado 5 de julio. A ello han contribuido tanto la bajada de la rentabilidad del bono español a 10 años, que se sitúa en el 6,64% -el nivel más bajo desde el mes pasado-, como la subida de la rentabilidad del sacrosanto bund alemán, que ofrece un 1,56%. Hay que recordar que en los momentos más críticos para España e Italia, la deuda alemana a una decada llegó a ofrecer poco más del 1,1%.

IBEX 35 9.194,20 -0,57%

La deuda en vencimientos más cortos también se ha relajado. El bono a dos años está en el 4,14% frente al 4,21% de ayer y el cinco años, en el 5,71% desde el 5,76%. Eso sí, sus homólogos germanos están muy por debajo. La rentabilidad del alemán a dos años es negativa -está en el -0,025%-, mientras que el cinco años ofrece tan solo el 0,5%.

Por el momento, la noticia de que Grecia pretende conseguir dos años más de prórroga en sus programas de ajustes pactados con la troika europea no altera el ánimo de los mercados, a pesar de que desde Alemania algunas voces habían altertado esta semana de que si Grecia no cumplía debería suspenderse la ayuda al país. En el resto de los índices europeos los movimientos han sido igual de lánguidos que en España: el Dax ha bajado un 0,03%, el FTSE un 0,54% y el Dax, un 0,4%. El Mib italiano ha sido el más intrépido, al subir un 0,85%.

Las citas del día se han producido al otro lado del Atlántico. A las 14.30 (hora española) se publicó el IPC estadounidense de julio, que se mantuvo estable, cuando los expertos esperaba un aumento del 0,2% respecto al mes anterior. A la misma hora se conoció la encuesta manufacturera de Nueva York de agosto, que arrojó una lectura de -5,85 puntos, un dato mucho más negativo que los 7 puntos esperados. A las 15.15 horas se hizo pública la producción industrial de julio, que creció un 0,5%, cuando los economistas consultados por Bloomberg esperaban un incremento del 0,5%. Wall Street se ha tomado los datos sin entusiasmos, ni positivos ni negativos: ni el Dow ni el S&P ni el Nasdaq registraban variaciones significativas al cierre de la sesión en el Viejo Continente.

En el mercado de divisas, el euro cotiza a 1,229 dólares, frente a los 1,232 de última hora de ayer.