Las dotaciones ascienden ya a 1.434 millones

Las provisiones llevan a BBVA a ganar el 35,4% menos

BBVA ha anunciado hoy que ganó 1.510 millones de euros en el primer semestre, un 35,4% menos que un año antes, en gran medida por el impacto de la reforma financiera acometida en España. La entidad lleva provisionados 1.434 millones de las necesidades cuantificadas según la nueva normativa, es decir, cerca de un tercio de lo que necesita.

Las cuentas del BBVA, como las del resto de la banca española, han sufrido en este primer semestre los efectos de las nuevas necesidades de capital dictadas desde el Ministerio de Economía. Según datos de la entidad, si no se tuviese en cuenta las provisiones obligadas por la nueva regulación, el resultado atribuido habría ascendido a 2.374 millones, lo que habría supuesto un retroceso del 5,1%. Así las cosas, el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, señaló que "pese a la complejidad del entorno y a unos requerimientos regulatorios extraordinarios, los ingresos de BBVA continúan creciendo de forma robusta y generando beneficios". Con todo, la entidad registró pérdidas en su negocio español (-221 millones de euros) a causa de las provisiones relacionadas con la reforma financiera. Sin estas provisiones, el beneficio atribuido habría sido de 567 millones.

México volvió a ser el motor del negocio del banco, con un beneficio atribuido de 865 millones, un 2,4% más en euros constantes. América del Sur, por su parte, ganó 703 millones (+24,8% en euros constantes). Estados Unidos contribuyó a la cuenta del Grupo con 245 millones de euros (+24,2% en euros constantes).

La cuenta de resultados

BBVA 3,63 0,86%

El margen de intereses (es decir, la diferencia entre los intereses y cupones que cobran por las inversiones crediticias y financieras que realizan menos los intereses y cupones que pagan a la clientela por el dinero que estos depositan en la entidad) registró una tendencia al alza en el semestre hasta alcanzar en junio 7.340 millones, un 14,9% más que un año antes. La entidad destaca la diversificación de su procedencia (los mercados emergentes supusieron el 56% del margen de intereses). El margen neto recurrente -es decir, el margen bruto restándole el resultado por operaciones financieras ni los dividendos- también siguió creciendo en el trimestre, hasta alcanzar 2.499 millones, un 19,7% más que un año antes. En el semestre, el margen neto fue de 6.134 millones de euros, con un avance interanual de 9,8%. En España, el margen de intereses creció el 4% y alcanzó los 2.300 millones.

El balance

El crédito bruto a la clientela creció un 3,8% interanual hasta 368.986 millones "por el dinamismo de las economías emergentes" y con una tasa de morosidad estable en el 4% y una tasa de cobertura del 66% (frente al 61% del año anterior). Los recursos totales de clientes ascendieron un 1,2% hasta 428.383 millones. Dentro de este capítulo, los procedentes del segmento minorista (incluidos los pagarés) se incrementaron un 3,2% en el trimestre y un 9,2% interanual. En España, la inversión crediticia se redujo un 4,5% fruto del desapalancamiento financiero de la economía del país. La tasa de mora en nuestro país se situó en un 5,1%, con una cobertura del 50%.

Los recursos de clientes totales ascendieron a 428.383 millones, lo que supone un crecimiento del 1,2%. De esta cifra, los depósitos a la clientela supusieron 274.285 millones, con un retroceso del 1,5%.

El capital

La entidad cerró la primera mitad del año con un capital de máxima calidad del 10,8%. BBVA destaca en su informe de resultados que ya había cumplido en marzo con las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) y, así, en junio elevó el core capital, medido bajo el criterio de esta institución, hasta el 9,2%. Además, "BBVA no necesita capital adicional ni en el escenario más adverso contemplado por la valoración independiente de Oliver Wyman y Roland Berger".