A fondo

Los teléfonos inteligentes, una losa para Facebook

Pierde 122 millones y su acción cae por debajo de los 25 dólares.

Inversores de Facebook demandan a la compañía y a sus colocadores en Bolsa
Inversores de Facebook demandan a la compañía y a sus colocadores en Bolsa

Si Apple no convenció a Wall Street, Facebook tampoco. Y, pese al perfil tan distinto de ambas empresas, en los dos casos hay un culpable común que destaca: los teléfonos inteligentes. Por lo que respecta a la compañía de la manzana, porque vendió menos iPhone de los esperados, y en el caso de Facebook porque la empresa de Mark Zuckerberg se ha convertido en una víctima clara de una tendencia incuestionable: los usuarios usan cada vez más los smartphones para acceder a las redes sociales.

Los resultados trimestrales de Facebook, los primeros tras su salida a Bolsa, no fueron bien acogidos. Sus ingresos fueron de 967 millones de euros, un 32% más que en el mismo periodo del año anterior, pero la firma registró unas pérdidas trimestrales de 122 millones, muy lejos de los 196 millones de beneficios obtenidos entre abril y junio de 2011. Algo que la compañía justificó por las compensaciones por su debut bursátil.

Con estas cuentas en la mano, a los inversores no se les pasó por alto varias cuestiones que hicieron desplomarse las acciones de Facebook (este viernes caían un 9,67% a media sesión, situándose en los 24,25 dólares frente a los 38 dólares en su debut en mayo). La primera, que la empresa reportaba una estabilización en el número de usuarios. La segunda, un alza en los gastos (se dispararon un 295% con respecto al segundo trimestre del año pasado). Y, tercera, que un socio clave de la red social, Zynga (que el año pasado le reportaron 480 millones de dólares, el 12% de sus ingresos), estaba sufriendo su propio calvario. Sus acciones se desplomaron el jueves un 40% tras presentar unos resultados que dejaban entrever que sus juegos ya no tiran como venían haciendo.

Aún así, el tropiezo móvil puede ser el que más pesó. Facebook muestra problemas para trasladar su éxito a las tabletas y smartphones, y eso que Zuckerberg desveló en un charla telefónica posterior con inversores que unos 543 millones de sus usuarios usan ya los servicios móviles de la empresa y que estos son un 20% más files que los que acceden a Facebook desde su PC. Pero, claro, también David Ebersman, su director financiero, admitió que la transición hacia los móviles está reduciendo el crecimiento en el negocio de pago de Facebook, que aporta el 16% de su facturación.

Hay analistas que advierten que sin una plataforma de software como el Android de Google o el iOS de Apple, Facebook va a quedar rezagado frente a sus rivales. Y otros apuntan que la oferta móvil de la mayor red social de mundo es muy mejorable, pues en estos asuntos la experiencia importa mucho y la aplicación móvil de Facebook, dicen, tiene problemas de refresco y es muy lenta.

Con todo, a favor de Zuckerberg hay que decir que tiene claro que su prioridad para este año es la penetración de la red social en los terminales móviles. Y, ciertamente, la compañía ha estado adquiriendo talento para mejorar en este entorno de forma importante, como la compra de Instagram. Habrá que ver cuál es la evolución, pero es bueno que los directivos hayan dejado claro que seguirán invirtiendo en reforzar su aplicación para móviles y que harán una integración mayor con los iPad y los iPhone.