La prima de riesgo se sitúa en los 630 puntos básicos

La CNMV rescata al Ibex tras un batacazo de más del 5%

La decisión de la CNMV de prohibir las ventas a corto ha llegado justo a tiempo para frenar el desplome del Ibex, que ha llegado a dejarse más de un 5% y que finalmente ha cerrado con un descenso del 1,10%. La prima de riesgo, por su parte ha continuado su escalada debido a las dudas en el mercado de deuda y al cierre de la Bolsa marcaba 630 puntos básicos.

Parqué de la Bolsa de Madrid
Parqué de la Bolsa de Madrid

La CNMV ha sido hoy la tabla de salvación del Ibex, cuyo desplome ha llegado a ser del 5%. El selectivo ha perdido incluso la cota de los 6.000 puntos a lo largo de la mañana, algo que no ocurría desde el 1 de abril de 2003. Finalmente, se ha dejado un 1,10%, con lo que ha cerrado la sesión en los 6.177 puntos. En el mercado de renta fija la situación no ha mejorado. La prima de riesgo se situaba en los 630 puntos básicos al cierre del parqué y durante la sesión ha marcado un nuevo máximo histórico, 644.

El organismo supervisor de la Bolsa ha anunciado hoy a través de un comunicado que prohíbe las ventas a corto sobre acciones españolas durante los próximos tres meses debido a "la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos", una circunstancia que, según la CNMV, podría alterar su funcionamiento.

En el terreno corporativo, el sector financiero, que caía con fuerza durante la mañana, ha terminado recuperándose. Bankia ha pasado de dejarse un 9,55% a cerrar como mejor valor del selectivo con una ganancia del 7,61%; Caixabank, que se dejaba un 6,4%, ha acabado ganando un 3,97%; y Santander logró pasar de perder un 5,11% a apuntarse un 0,95%. También cerraron en verde valores como Mediaset (+6,92%) e Indra (+6,65%), mientras que en el lado negativo de la tabla se situaron IAG (-4,08%), Gamesa (-3,77%) y ACS (-3,67%).

IBEX 35 7.511,10 -0,91%

El resto de parqués europeos se han visto arrastrados por las dudas hacia España y han cerrado con pérdidas. El índice selectivo de la Bolsa de Milán, FTSE MIB, se ha dejado un 2,76%. La Consob, que regula el mercado de valores italiano, ha anunciado también que no permitirá tomar posiciones cortas, en su caso durante una semana, sobre los principales valores del sector financiero.

Durante la mañana, el regulador italiano llevó a cabo la suspensión de una decena de títulos por exceso de caída. Las ventas se concentraron sobre los títulos financieros y la cotización se suspendió durante una hora por exceso de bajada de los principales bancos del país como Intesa Sanpaolo, Unicredit o Monte Paschi di Siena, cuando sumaban más de un 5% de pérdidas.

En nuestro país, las cosas no han mejorado después de que el pasado viernes, la prima de riesgo escalara hasta el récord de 610 puntos básicos y la Bolsa cerrara con la mayor caída desde mayo de 2010 (-5,8%). La sacudida vino tras reconocer el Gobierno que la economía continuará en recesión en 2013 y la petición de ayuda al Estado por parte de la Comunidad Valenciana, a la que se sumó posteriormente la Región de Murcia.

En la sesión de hoy todo ha ido a peor y la desconfianza hacia la deuda española y la solvencia del país se ha situado de nuevo en máximos tanto por méritos ajenos (el bund alemán se ha depreciado) como por deméritos propios. El bono a diez años ha llegado a escalar hasta el 7,52%, mientras que la prima ha marcado un nuevo máximo histórico en los 644 puntos básicos. Al cierre del mercado de renta variable se situaban en el 7,49% y en los 630 puntos, respectivamente.

El castigo de los mercados también ha cebado con Italia. Su prima de riesgo abrió la sesión en 499 puntos básicos, para superar apenas una hora después los 521, después se ha relajado ligeramente y se ha quedado en el entorno de los 515 puntos. La rentabilidad del bono ha pasado, por su parte, de 6,166% a los 6,337%.

Grecia

Y mientras tanto, los aliados del gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, retoman la presión sobre Grecia, al afirmar que un eventual abandono de la zona euro "ya no causa espanto", entre rumores asimismo en medios alemanes de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) abandonará a su suerte al país heleno. Para el ministro de Economía, el líder liberal Philipp Rösler,la hipótesis de un abandono de Grecia de la zona euro "ya no es improbable" y, además, tal posibilidad ha dejado de "causar espanto".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido a la Unión Europea de que su paciencia con Grecia llega a su fin y de que no está dispuesto a aportar fondos adicionales para ayudar al país heleno, lo que podría suponer su quiebra en el mes de septiembre, según informó el sábado la revista alemana Der Spiegel.