Las cinco mayores compañías pierden 11.350 millones en una sesión

El pánico contagia a todos los valores listados en el Ibex

Los mercados se muestran implacables con todos los valores españoles. El temor a que las exigencias sobre España terminen por estrangular la capacidad de refinanciación de las empresas listadas en el Ibex 35, poniéndolas en una situación muy difícil, provocó el viernes castigos de una envergadura extraordinaria. Ningún valor se salvó de los números rojos. Grifols (-0,94%), uno de los valores refugio por excelencia, fue la única empresa que sufrió pérdidas bursátiles inferiores al 2%. Un total de 29 valores cayó más de un 3%. Los cinco grandes blue chips del índice (Inditex, Telefónica, Santander, BBVA e Iberdrola) se dejaron en una sola sesión 11.350 millones de euros.

Bankia -10,4%

La crisis de la entidad financiera es el detonante de la última oleada de pánico. Bankia encabezó las pérdidas con un descenso del 10,4%, que deja en un 83,5% el retroceso acumulado por el valor en un año. La entidad cerró en 0,618 euros. Debutó en Bolsa en julio del año pasado a 3,75 euros.

FCC -9,23%

La constructora no cruzaba la barrera de los ocho euros desde el año 1997. La caída sufrida el viernes es la de mayor envergadura desde septiembre de 2009. Precisamente, la constructora afirmó el martes pasado que su objetivo es refinanciar 2.000 millones de euros de deuda antes de que termine este mes.

Sacyr -8,36%

Es una compañía cuyo fuerte apalancamiento le está pasando una factura terrible. Para la constructora, sometida siempre a una fuerte volatilidad por su escaso capital flotante, no es el peor día del año, se limita a ser la mayor en un mes. El valor no está en mínimos, pero tiene una capitalización bursátil de 470 millones de euros, a comienzos de la crisis era de 3.720 millones de euros.

Iberdrola -7%

Pendiente de la reforma regulatoria, que deberá afrontar el déficit de tarifa del sector, el mercado está poniendo en precio el riesgo que supondría para Iberdrola una penalización en el sector de renovables. La acción sufrió el mayor descenso desde abril y cotiza a niveles de 2003.

Inditex -3,52%

La firma textil es uno de los pocos valores en los que los inversores internacionales aún confían. Eso no significa que la empresa minorista sea inmune al estado de pánico que afecta al Ibex. El valor sufrió su mayor descenso desde agosto de 2011, si bien se mantiene cerca de sus máximos históricos y aún sube en el año un 26,5%.

Telefónica -7,4%

La operadora destaca por su gran capacidad para generar flujo de caja y por su gran internacionalización. Sin embargo, a los que los inversores prestan atención es a cómo puede afectar la crisis de España a los resultados de la compañía. El ajuste del viernes es el más fuerte desde octubre de 2008, pone a la compañía a precios de mayo pasado y abre una brecha de 8.000 millones de euros de capitalización bursátil sobre Inditex, consolidada como el mayor valor del Ibex 35.

Santander -7,3%

El sector financiero está por razones evidentes en el centro del huracán. Los mercados no respetan el hecho de que Santander haya entrado con BBVA y La Caixa en el grupo de entidades que la UE entiende que no tendrán problemas para cumplir con los ratios de capital. La entidad presidida por Emilio Botín ha experimentado su peor resultado desde agosto de 2011.

BBVA -7,8%

La acción perdió la cota de los cinco euros por título, que ha defendido con mucho ahínco en las últimas semanas. En 2010, BBVA cotizaba por encima de los 10 euros. BBVA no tendrá problemas de ratios de capital, pero eso importa poco a los inversores.

Grifols -0,94%

La empresa catalana especializada en derivados sanguíneos es considera el valor refugio por excelencia: escaso endeudamiento, fuerte internacionalización, negocio poco cíclico y con fuertes barreras de entrada para los competidores. Pese a todo, las acciones sufrieron la embestida del mercado.

Repsol -3%

La petrolera empezó 2012 enfrentado sus máximos históricos (25,1 euros). Esos momentos quedan muy lejos. La acción cerró este viernes a 12,25 euros.