Los efectos de la subida del IVA

La "locomotora" del turismo se duele

La patronal Exceltur augura que la medida hará perder 19.000 puestos de trabajo y dará ventaja a otros países

La comparación entre países duele en el sector turístico. Su IVA subirá a partir de septiembre del 8% al 10%. Y eso, defienden desde la patronal Exceltur, supone dar ventaja a la competencia. Turquía se mantiene en un 8%, Francia y Malta, en un 7%; Portugal, en un 6%; Grecia, en un 6,5%; Irlanda, en un 9%... "Tal vez no hemos sabido transmitir que somos un sector locomotora del país con capacidad multiplicadora. Somos exportadores con la ventaja de que se consume en origen", defiende el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

El turismo aguantó en 2011 el empujón de la crisis. España recibió 56,7 millones de visitantes internacionales durante el pasado año, lo que supuso un aumento del 7,6% respecto a 2010, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. El alza, con una demanda interna en retroceso, se explica por la primavera árabe en el norte de África y Oriente Medio. Extranjeros que pensaban ir a Túnez y Egipto cambiaron de planes. Así llegaron 1,2 millones de británicos más que en 2010. Después de ellos, los turistas que más visitaron España fueron los alemanes (15,9%, con un aumento del 2,5% respecto a 2010); los franceses (15% con un incremento del 4,6%); los Países Nórdicos (6,9%, un alza del 8,7%) y los italianos (6,6%, un 7,9% más), según los mismos datos.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur cree que la situación ha cambiado. Su grupo de presión, integrado por "24 de los más relevantes grupos empresariales", ha revisado sus estimaciones. Antes de la subida del IVA, la asociación preveía que el retroceso del PIB turístico (un 10,2% del nacional) alcanzara en 2012 el 0,6% tras aumentar un 2,6% en 2011. Las nuevas previsiones elevan esa bajada al 1,5%.

"¿Qué ha pasado para que las hayamos cambiado?", se pregunta Zoreda. "En el primer trimestre, que es la temporada alta en Canarias y coincide con la de Egipto, ya observamos una desaceleración. Túnez, por ejemplo, se ha recuperado muy rápido. Y la demanda interna, que supone el 50%, seguía cayendo en picado". Tras la subida del IVA, Exceltur estima que los ingresos mermarán en 2.010 millones para el conjunto de la actividad turística (hoteles, bares...) y se perderán hasta 18.730 puestos de trabajo directos, más de 9.000 por cada punto de incremento del tributo.

Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería, estima las pérdidas para el subsector en 2.400 millones. Según sus estimaciones, la facturación seguirá cayendo tras 48 meses de retrocesos con un único repunte del 1% en agosto de 2011, cuando se celebraron las Jornadas Mundiales de la Juventud y el Papa visitó Madrid. "La preocupación es absoluta", explica Gallego. "Seguramente habrá empresas que no podrán hacer frente a la subida del IVA y tendrán que cerrar".

Gallego asume el alza del tributo como un golpe más a los hosteleros, castigados por el botellón y "la competencia desleal de la venta callejera". "Lo vemos hasta en las puertas de los locales. Y se hace con total impunidad", critica el secretario general, cansado de ver en las grandes ciudades lateros vendiendo en la calle y jóvenes bebiendo en los parques. De ahí que pida al Gobierno que "haga su trabajo" y luche contra este "fraude" no estimado en cifras, pese a su "efecto brutal".

"Con esto quiero decir que el Ejecutivo tiene recorrido y margen para llevar a cabo medidas compensatorias", concluye Gallego, a quien no deja de sorprenderle que la gente compre latas en la calle pese a que, al menos en Madrid, uno puede ver al vendedor escondiendo las bebidas en las alcantarillas o basuras.