De Guindos exige que "den ejemplo"

El Gobierno pide a las empresas del Ibex que bajen los sueldos de sus directivos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, emplazó ayer a las grandes empresas españolas del Ibex a que ajusten la remuneración de sus altos directivos y consejos de administración y compartan, de esta manera, los esfuerzos "dolorosos" que están sufriendo otros colectivos por la crisis.

El Gobierno pide a las empresas del Ibex que bajen los sueldos de sus directivos
El Gobierno pide a las empresas del Ibex que bajen los sueldos de sus directivos

De Guindos pronunció ayer una conferencia en el IESE, donde, ante un numeroso grupo de empresarios y exalumnos de la escuela de negocios, aseguró que en "momentos difíciles" como el actual resulta imprescindible "compartir la carga de ajustes" para encauzar la salida a la crisis.

Recordó, en este sentido, que el Gobierno ha pedido esfuerzos a los funcionarios y al conjunto de la ciudadanía a través de medidas como el aumento de los impuestos, mientras que las remuneraciones de los consejos de administración y de los altos ejecutivos han crecido en el último año.

Ante esta situación, De Guindos ha pedido a las grandes compañías españolas que den ejemplo y bajen los salarios de sus directivos, ya que "de las situaciones de dificultad se sale de forma rápida y sencilla cuando se percibe que los esfuerzos se distribuyen".

"Pediría a las empresas del Ibex 35 que sean conscientes de esta situación y de los esfuerzos que se están pidiendo a la sociedad", ha subrayado De Guindos, quien se ha mostrado "convencido" de que las grandes compañías "van a ser sensibles al respecto".

"En un momento en que se piden sacrificios, es básico que en lo que es la remuneración de los directivos de grandes empresas se sea absolutamente sensible a dicha situación", ha agregado.

En su conferencia, titulada Escenarios de futuro de la economía española, De Guindos ha reconocido que las últimas medidas aprobadas por el Gobierno para reducir el déficit público "no son sencillas", aunque resultan imprescindibles para volver a la senda del crecimiento.

"A los primeros a los que les duele la aplicación de estas medidas es a los propios miembros del Gobierno", ha manifestado De Guindos, que ha incidido en que medidas como la subida del IVA o la supresión de una paga extra a los funcionarios resultan "dolorosas" y a menudo incomprendidas, aunque son "indispensables" para garantizar la viabilidad a corto y medio plazo del país. Además de repasar la situación de la economía española, De Guindos ha querido ofrecer una visión de cuál es la situación de crisis a nivel europeo.

Ha comentado que una situación similar a la que vive ahora España la sufrió una gran potencia como Alemania hace 10 años, que se vio obligada a impulsar una larga lista de medidas para hacer su economía más saneada y competitiva.

Sin embargo, ha recordado, Alemania tuvo en aquel momento "la solidaridad del resto de países de la zona euro" y se le concedió lo que hace tiempo que reclama España: flexibilidad.