No cobrarán los dos años si tienen un cargo remunerado

El Gobierno pone fin a las cesantías de los exministros

El Consejo de Ministros ha acordado hoy la supresión de las cesantías (los sueldos que perciben los ex miembros del Gobierno en los dos años posteriores al abandono del cargo) en caso de ocupación de cargo remunerado.

La reforma de las administraciones públicas en la que se ha embarcado el Gobierno afecta de lleno a quienes han ocupado los puestos más altos en el escalafón central.

Según ha acordado hoy el Consejo de Ministros, en adelante se pondrá fin a las llamadas cesantías, concepto por el cual quienes han ocupado puestos en el Gobierno tienen derecho a remuneración durante los dos años siguientes al abandono del cargo.

En adelante, solo seguirán cobrando ese salario de compensación los exministros que no ocupen un cargo remunerado, una práctica habitual entre los que fueran miembros del Ejecutivo. De este modo, quienes tengan cargos como consejeros o asesores empresariales (el destino más habitual de los ex del Gabinete) dejarán de percibir emolumentos del erario público.