Compañías como Inditex o Mango absorberán el aumento

La subida del IVA no se notará en las rebajas

Los comerciantes del sector textil tendrán que lidiar con el incremento del IVA en plena época de rebajas. Grandes firmas como Inditex, Mango o C&A han anunciado que se harán cargo ellas mismas para que la subida de este impuesto no repercuta al cliente.

Una dependienta dobla la ropa en una tienda.
Una dependienta dobla la ropa en una tienda.

La subida del IVA anunciada ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se tramitará de la forma más rápida posible para que se haga efectiva en pocos días, pero todo apunta a que los consumidores no lo notarán con tanta celeridad, al menos, en el sector textil.

Grandes firmas como Inditex, Mango o C&A se apresuraron a informar de que ese aumento del impuesto general del 18% al 21% no repercutirá en sus clientes porque las propias empresas se harán cargo para mantener los precios de sus productos. El pequeño y mediano comercio asumió el incremento del IVA en el año 2010, cuando pasó del 16% al 18%, y todo apunta a que en esta ocasión lo volverán a hacer, como mínimo, durante el periodo de rebajas.

Según Borja Oria, presidente de Acotex, la asociación empresarial del comercio textil, las colecciones primavera-verano que ya están rebajadas no van a sufrir el incremento del impuesto. "Ahora no lo va a repercutir nadie", asegura Oria, "los comerciantes absorberán por el momento esos tres puntos más de IVA". Cuando acaben los descuentos, el presidente de Acotex vaticina que será difícil saber si los empresarios textiles cobran la subida a sus clientes puesto que los productos no tienen un precio fijo.

Los comerciantes expresaron ayer su rechazo a la medida anunciada por presidente del Gobierno, que se enmarca dentro del paquete de recortes con el que el Ejecutivo pretende ahorrar 65.000 millones de euros. El presidente de la Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo también cree que hasta el cambio de temporada los precios del textil no subirán, pero que a partir de ahí las tiendas más pequeñas no tendrán más remedio que elevar los precios para hacer frente al aumento del gravamen.

Izquierdo recalca que esta medida resultará especialmente perjudicial para el pequeño y mediano comercio puesto que contraerá el consumo, aunque el incremento del impuesto no se haga de forma inmediata. "El consumidor tiene en su subconsciente la subida de precios generalizada", afirma el presidente de de la patronal del pequeño y mediano comercio.