Reacciones del sector empresario

Las principales industrias en contra del 'mazazo' de la subida del IVA

La industria del turismo, automoción, comercio, textiles y eléctricas han rechazado el aumento del IVA general y reducido anunciado por el Gobierno. La Confederación Española de Hoteles ha considerado el anuncio un "mazazo" que pondrá un freno a las ventas.

Las principales industrias de España no han visto con buenos ojos el aumento del IVA anunciado ayer por el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy. La subida del 18 al 21% del IVA general y del 8 al 10% del reducido afecta a todos los sectores, según han expresado.

El empresariado del turismo, la principal economía del país, fue el primero en manifestar su "absoluto rechazo" a la subida de un 2% del IVA para su sector. Las principales organizaciones empresariales han considerado que el Gobierno tiene "poca sensibilidad" con un sector clave para la recuperación económica.

Según estimó la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) por cada punto de incremento en el tipo de IVA que se traslade directa y enteramente a los precios, se provocará una reducción de los ingresos de hasta 1.005 millones de euros anuales y una caída del número de puestos de trabajo de 9.365 empleos.

El sector considera que se provocará un importante incremento de precios y por consiguiente una "insostenible caída en la llegada de turistas".

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella, ha señalado que la subida del IVA ha sido un "mazazo" que frenará las ventas que estaban previstas durante la temporada.

Preocupa al sector la falta de competitividad frente a destinos de la región que también ofrecen 'sol y playa'. "Aunque creamos que no tenemos que competir en precio no nos queda más remedio porque un alemán puede decidir ir a Grecia, Portugal, Italia, España o Francia de la misma forma", ha dicho Estalella.

En tanto, los comerciantes aseguran que la subida del IVA, sumada a la supresión de la paga de Navidad, lastrará más el consumo y afectará negativamente a las ventas del sector. El presidente de la patronal del pequeño y mediano comercio CEC, Manuel García-Izquierdo, ha señalado que las medidas anunciadas actuarán directamente a las ventas porque afectará psicológicamente al consumidor, que retraerá su consumo, a pesar de que las empresas no repercutirán la subida en sus precios de forma inmediata.

La patronal textil Acotex también se ha expresado en el mismo sentido y ha recordado que en julio de 2010 fue afectada por un aumento del IVA con la caída de las ventas en un 9,5%. En este segmento, las textiles Inditex (dueño de Zara) y Mango, ya han anunciado que no trasladarán el incremento del IVA al precio de sus productos.

También la industria automotriz ha advertido que las nuevas medidas reducirán la venta de coches. El efecto de una subida de la fiscalidad sobre el consumidor, en un momento de poca confianza, sin duda retraerá las decisiones de compra, según Anfac.

Se estima que el descenso del mercado dejaría un volumen de aproximadamente 720.000 unidades, muy por debajo de los 1,6 millones de coches que se matriculaban en 2007.

El efecto inmediato, además de la caída del mercado, es una aceleración del envejecimiento del parque automovilístico, ya que menores ventas de coches nuevos, equivalen a mayor permanencia de coches antiguos en circulación, con las implicaciones tan negativas que ello supone sobre el medio ambiente y la seguridad vial.

Las compañías eléctricas también han advertido que serán afectadas por los impuestos que se preparan para el sector. Solo las nuevas imposiciones relacionadas con la hidráulica y la nuclear tendrán un efecto cercano a los 1.000 millones de euros sobre el negocio de generación eléctrica de estas empresas, lo que les resulta inasumible. Prevén que el nuevo escenario pondrá en riesgo sus inversiones y beneficios, y podrían incluso hacerles incurrir en pérdidas.

Por su parte, el sector agroalimentario que de manera directa no será afectado debido a que se mantendrá el IVA superreducido al 4% para productos básicos, ha cifrado en 400 millones de euros más al año el coste que deberá afrontar por la subida del IVA de insumos y maquinaria agrícola, según los cálculos de Cooperativas Agroalimentarias de España.

Las petroleras apoyan la subida de impuestos

A diferencia de las principales industrias, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), expresó hoy el apoyo del sector a la subida de impuestos para ayudar a reequilibrar las cuentas públicas, pero rechazó que se graven los carburantes para financiar las renovables.

El presidente de la entidad, Josu Jon Imaz, recordó que la mitad del precio de la gasolina y el gasóleo corresponden a impuestos, pero aseguró que en un momento en el que el Gobierno está haciendo un "esfuerzo enorme" para reequilibrar las cuentas públicas "no será nuestro sector el que alce la voz ante una medida impositiva de este tipo".

"El objetivo del Gobierno es volver a la senda de crecimiento económico a medio plazo. Si las medidas adoptadas, como el IVA o de otro tipo, son para reequilibrar las cuentas, el sector no tiene nada que objetar", afirmó el presidente de la AOP.

Por el contrario, aseguró que no le gustaría que esas medidas estuviesen encaminadas "a trasladar los recursos de un sector a otro a fin de garantizar su rentabilidad y su falta de competencia", en referencia a las renovables.

"Ahora mismo se requiere un esfuerzo muy importante para muchos sectores y personas. Nuestra obligación como sector es ser solidarios en ese esfuerzo enorme que está haciendo el país", aseveró Imaz.

El presidente de la AOP apuntó que las petroleras no temen a la imposición del principio de que "quien contamina paga" porque están haciendo "un esfuerzo enorme de miles de millones para adaptar sus instalaciones y productos".