El macroajuste del PP

Rubalcaba: "España no aguantará mucho así"

El líder de la oposición critica los nuevos recortes de Rajoy y apela a un "gran acuerdo nacional" como vía para restablecer la confianza.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue muy crítico ayer en el Congreso con los nuevos recortes anunciados por Mariano Rajoy y recomendados por el Eurogrupo el lunes pasado. A su juicio, el Ejecutivo se está limitando a hacer "recortes sin ton ni son, rectificaciones, cambios e improvisaciones" que revelan la ausencia de un plan sólido de crecimiento económico y que, por tanto, alimentan las dudas de los mercados. Tachó los ajustes de "injustos y económicamente inadecuados", pero tendió su mano al Gobierno para alcanzar "un gran acuerdo nacional" que fomente el crecimiento y restaure la confianza en la economía. "España no aguantará mucho así", afirmó.

Para el líder de los socialistas, España se halla "más allá de un rescate", con sus finanzas tuteladas desde Berlín y Bruselas y con sus principales indicadores macroeconómicos empeorando progresivamente. "Hay un presidente que hace lo contrario de lo que dijo", señaló, en clara alusión a Rajoy, y acusó a su Gobierno de generar en torno a la economía española una "desconfianza en estado puro". Asimismo, consideró que tendría que producirse un debate monográfico en el Congreso sobre los detalles del rescate financiero a España porque afectará a su ciudadanía "de manera muy grave y por mucho tiempo".

Rubalcaba también se refirió durante su comparecencia a la gestión de la crisis del grupo BFA-Bankia, que definió como "un espectáculo inenarrable" que ha encarecido "extraordinariamente" el rescate financiero y recordó las declaraciones que hizo al respecto el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cuando afirmó que "no se podía haber hecho peor". A juicio de Rubalcaba, la mala gestión de esa crisis condujo a España "de cabeza al rescate financiero" e insistió en que los responsables deben acudir al Congreso a explicar lo sucedido.

Críticas a la subida del IVA

El socialista también tuvo palabras para el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. "Van a venir cientos de hombres de negro y de gris a vigilarle a usted", le espetó, y acusó al titular de Economía, Luis de Guindos, de exhibir "una incontinencia verbal" que perjudica la credibilidad del país. En su opinión, los miembros del Ejecutivo son "los reyes del eufemismo" y les acusó de "encontrar nuevos culpables" de la crisis económica en "los pensionistas, los becarios, los desempleados, los funcionarios y los concejales de los pequeños pueblos". Además, valoró como un insulto para los parados el hecho de que se justifique la reducción en la prestación por desempleo, no como medida de ahorro, sino como un estímulo para "animar la búsqueda activa de trabajo".

Rubalcaba comparó también el pleno de ayer con el que se produjo en mayo de 2010, cuando el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció los primeros recortes. "El tono del debate ha sido muy distinto", señaló, y reprochó a los miembros del Grupo Popular que aplaudieran los recortes a medida que Rajoy los iba anunciando. El secretario general de los socialistas fue especialmente tajante con la subida del tipo impositivo del IVA desde el 18% hasta el 21%. "Los ciudadanos ya no pueden pagar más", señaló, "sobre todo las clases medias y los trabajadores". Según él, "hay alternativas" y sostuvo que las medidas de austeridad han de ser "justas", de modo que "paguen más los que más tienen y se respeten los derechos de los que más están sufriendo la crisis". También aprovechó para recordar la oposición frontal de Rajoy a subir el impuesto en 2010, en un momento en que el déficit español estaba situado en el 11%, más de dos puntos por encima de la cifra actual, que es del 8,9%.