El presidente anticipa un año más de recesión

Rajoy desmiente sus propias previsiones

El Gobierno mantiene que la economía se recuperará el año que viene y que el PIB subirá, aunque sea poco. Pero el presidente no está de acuerdo: en 2013, asegura, seguirá la recesión.

Las previsiones macroeconómicas del Gobierno todavía son las que son. Es cierto que han quedado desfasadas y que nadie da mucho por ellas, pero aún no se han cambiado. Para este año, la estimación es una notable caída del PIB del 1,7%. Pero para 2013 ya confían en la recuperación, aunque sea muy tímida.

El presidente del Ejecutivo, sin embargo, ha tirado por tierra esta esperanza. Mariano Rajoy ha dicho hoy en el Congreso alto y claro que el año que viene seguirá la recesión. "Nunca antes la economía española había tenido dos recesiones tan seguidas y de esta magnitud. Es algo que ninguno de los aquí presentes habíamos vivido y, es más, para el año que viene todas las previsiones apuntan a que la situación recesiva continuará, aunque más cerca del 0%", han sido sus palabras.

Rajoy no dejó claro a qué previsiones se refería, porque la suya oficial dice otra cosa: un 0,2% de incremento del PIB. La mala noticia es que el comentario del presidente puede convertirse pronto en realidad. Rajoy hizo esa afirmación para justificar la necesidad de aplicar los ajustes anunciados esta mañana y para restar responsabilidad al Ejecutivo que los propone, pero todo apunta a que el Gobierno hará oficial en muy poco tiempo una nueva previsión para 2012 que ya no hablará de recuperación.

La primera oportunidad para cambiar lo dicho puede ser este mismo viernes o el que viene, cuando se presente el nuevo techo de gasto. Si no, el Gobierno también puede aprovechar la remisión a Bruselas del presupuesto para 2013 y 2014 para ajustar sus cálculos. Aunque incluso con su nuevo vaticinio Rajoy puede haber pecado de optimista: la media de los analistas anticipa una caída del 0,6% para el año que viene, no tan cerca del 0% del presidente.