El Gobierno cede a las presiones de Bruselas

Montoro anticipa una subida del IVA y más horas de trabajo para los funcionarios

Ya es oficial: Bruselas ha relajado los objetivos de déficit para España y avanza hacia el rescate bancario. Pero a cambio Europa pide más ajustes y España los acepta. Habrá una subida del IVA y los funcionarios trabajarán más horas. Montoro ha sido el encargado de adelantarlo.

Estaba previsto para el año que viene, pero la presión ha sido demasiado fuerte. El Fondo Monetario Internacional (FMI) lo pidió en sus recomendaciones a España de hace menos de un mes y la Comisión Europea lo tiene claro desde hace tiempo: el Gobierno debe aplicar ya una subida del IVA o de la base imponible del impuesto.

Y ahora Bruselas tiene mucho con lo que presionar a España. Con el rescate a la banca encima de la mesa y la petición nacional de una relajación en los objetivos de déficit, al Gobierno no le queda más remedio que acatar los deseos comunitarios. El año de gracia y la relajación del déficit han sido concedidos, así que es España la que debe mover ficha.

El ministro español de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, está preparando el camino y ha sido el primer miembro del Gobierno en reconocer que la subida se acerca. El alto cargo ha avanzado hoy que España está "en un tránsito hacia una fiscalidad menor para el trabajo y mayor en el ámbito indirecto" y ha añadido que "si el IVA lo pagaran más quienes lo tienen que pagar no habría que subirlo tanto".

"Imposible que lo diga más claro", ha añadido el ministro en un curso de verano de la Universidad Complutense, en declaraciones recogidas por Efe.

Pero los sacrificios no se quedarán en eso. Los funcionarios llevan semanas en el punto de mira y hacia ellos se dirige otro recorte. Montoro no ha hablado de rebajar los sueldos, pero sí de ampliar el horario y asimilarlo al del sector privado. "No estoy en esa idea [dijo Montoro, en referencia a la idea de acabar con los moscosos, los días libres, de los funcionarios], sino en la de que avance la jornada en numero de horas semanales. Vamos a asimilar muchos elementos al estatuto del trabajador privado", señaló, sin dar más explicaciones. No está claro si el ministro se refiere a ampliar la jornada laboral de los funcionarios, que ya se subió de 35 a 37,5 horas semanales para este año, o a incluir en este horario a todos los colectivos, puesto que la medida aprobada para 2012 no afectó a todos los trabajadores públicos.

Recomendaciones desde Bruselas

Con la subida del IVA el ministro se extendió más. Las conclusiones del último Consejo Europeo son "bastante explícitas" sobre una subida de la imposición indirecta y que el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, también las ha firmado, recordó. En este mismo sentido se ha referido a la posibilidad de eliminar la desgravación por compra de vivienda habitual.

Montoro ha asegurado que esta es "la estrategia" pero "hay que elegir bien los tiempos", ha subrayado, por lo que no ha querido adelantar si serán decisiones que se adopten en el Consejo de Ministros del próximo viernes, donde se esperan nuevos ajustes y recortes.

El ministro ha afirmado además que España tiene "un IVA que se paga poco en comparación con otros países", y que "este debate no existiría si no existiera esa economía sumergida" y si "no existiera esa pregunta de con IVA o sin IVA que se ve como un deporte nacional en cualquier rincón de la geografía española". También ha subrayado que "hoy hay una presión fiscal en España que es la más baja del mundo desarrollado" y que desde 2007 ha caído la recaudación en 7 puntos de PIB, lo que equivale a 70.000 millones de euros.

"No hay país del mundo que haya vivido eso, y es lo que lleva a un cambio de valores y de posición", ha dicho Montoro.

Según el alto cargo, la elevación de la fiscalidad indirecta -con el IVA como principal impuesto- no solo consta entre las conclusiones del Consejo Europeo, sino también en el programa de estabilidad aprobado el pasado abril.

Los líderes de la UE solicitaron a España una ampliación de la base imponible del IVA porque existe una baja proporción de recaudación procedente de esta tasa, así como que establezca un "sistema tributario compatible con los esfuerzos de saneamiento presupuestario y más favorable al crecimiento, especialmente reorientando la presión fiscal desde el trabajo hacia el consumo". Reclamaron también que se disminuya "el sesgo que provoca el sistema tributario hacia el endeudamiento y el acceso a la propiedad de la vivienda (en detrimento del alquiler)", es decir, eliminar la deducción por vivienda.

Montoro también se ha referido a la situación de la banca española. Al respecto, el titular de Hacienda ha afirmado que es necesario limpiar el sistema financiero de activos tóxicos y que el mecanismo para sanear los balances de los bancos se definirá en el acuerdo del rescate a la banca que el Gobierno suscribirá con Bruselas.