En una reunión secreta

Merkel reúne a sus socios de coalición para abordar la ayuda a España

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró ayer tarde una reunión secreta con los jefes de los dos partidos con los que forma coalición para abordar las próximas ayudas financieras a España y Chipre, revela hoy el diario "Bild".

El popular rotativo, que no cita fuentes, apunta que el encuentro entre Merkel, el jefe de la Unión Cristianosocial (CSU), Horst Seehofer, y el jefe del Partido Liberal (FDP), Philipp Rösler, tuvo lugar en la Cancillería berlinesa y duró aproximadamente dos horas.

La entrevista a tres bandas no estaba anunciada oficialmente y se produjo después de una semana de intenso debate en Alemania a raíz de los acuerdos adoptados en la última cumbre del Consejo Europeo, celebrada el jueves y viernes de la semana pasada en Bruselas.

Especial controversia ha causado en la primera economía europea -y mayor contribuyente a los fondos de rescate- la posibilidad abierta en la cumbre de que la ayuda financiera al sistema bancario español se pudiera articular directamente y no a través del Estado.

Tras las contradictorias declaraciones al respecto que se han oído en las distintas capitales europeas en los últimos días, el portavoz del Ministerio alemán de Finanzas, Martin Kotthaus, afirmó ayer que los recursos para el sistema financiero español "irán al Estado".

Argumentó que así lo indican los postulados del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), de donde previsiblemente saldrán los fondos para la banca, pese a las reclamaciones de Madrid para romper el círculo vicioso de la deuda pública y privada.

Alemania siempre se ha opuesto a un rescate directo de los bancos españoles, alegando que el temporal FEEF y el permanente Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) sólo pueden prestar a Estados, nunca a entidades privadas, y que los Estados deben ser los garantes de los créditos.

Merkel ha recibido fuertes críticas en los últimos días por haber abierto esta opción, algo contra lo que han cargado desde la CSU, pero también desde el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), la mayor formación de la oposición.

La canciller precisa el apoyo parlamentario de ambos para que el Bundestag (cámara baja) ratifique la ayuda a España con la mayoría cualificada de dos tercios que precisan las medidas que afectan a los presupuestos nacionales.

El Bundestag podría celebrar una sesión extraordinaria este verano para aprobar el paquete de ayuda a España siempre y cuando el Eurogrupo firme el memorando de entendimiento correspondiente, algo que no se prevé que suceda, como pronto, hasta el 20 de julio.

Los tres líderes de la coalición de centro-derecha alemana tuvieron asimismo ocasión en su encuentro de estudiar el informe extraordinario que publicó ayer el consejo asesor del Gobierno alemán en materia económica, conocido como los "cinco sabios".

El documento, publicado ayer, considera que los acuerdos de la cumbre de Bruselas sólo ayudarán a la eurozona "a corto plazo" y que es momento de abordar soluciones duraderas que garanticen la estabilidad del viejo continente.

Con respecto a España, el informe señala que la recapitalización directa de los bancos sólo debería ser posible una vez que se haya instaurado una autoridad común de supervisión bancaria y la responsabilidad solidaria se haya consolidado dentro de una unión bancaria y fiscal.

Los "cinco sabios" exigen además en su estudio que la ayuda a la banca esté ligada a "criterios claros de recapitalización y reestructuración".

El 9 de junio el Eurogrupo anunció que ponía a disposición de España una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para ayudar a recapitalizar al sector financiero nacional, duramente lastrado por la explosión de la burbuja inmobiliaria.