La evolución de las cuentas sugiere que el déficit superará el 6% en 2012

La caída de ingresos anticipa un ajuste adicional de 10.000 millones este año

El Gobierno central estimó en los Presupuestos de este año que los ingresos no financieros se incrementarían un 19,1%. Sin embargo, hasta mayo, la recaudación cayó un 0,1%. Ante esta realidad, Hacienda ya estudia medidas adicionales, que incluyen incrementos impositivos y nuevo ajustes del gasto. De mantenerse el desvío en los ingresos, el Ejecutivo debería realizar un ajuste adicional de 10.000 millones para cumplir el objetivo de cerrar el año con un déficit del 5,3%.

La historia se repite desde 2008. Las Administraciones elaboran presupuestos donde las cifras cuadran a la perfección hasta que la realidad convierte en papel mojado todas esas cuentas. El Gobierno central estimó en abril que los ingresos que recaudaría este año la Administración central (IRPF, IVA, impuesto sobre sociedades o Especiales, entre otros) aumentarían un 19%. De momento, se registra un descenso del 0,1%. Es cierto, como alega Hacienda, que buena parte de las medidas aprobadas (subida del IRPF, eliminación de deducciones en el impuesto sobre sociedades y puesta en marcha de la amnistía fiscal) tendrán efecto en la segunda parte del año. Sin embargo, también es verdad que la evolución de tributos como el IVA -cuya recaudación cae a ritmos superiores al 10%- es mucho peor que la prevista por el Ejecutivo.

De hecho, de mantenerse a lo largo del ejercicio la actual tendencia en los ingresos, el déficit público cerrará este año en el 6,2% frente al 5,3% comprometido con Bruselas. Una estimación acorde con las previsiones del FMI y la Comisión Europea, que también auguran ese incumplimiento. De hecho, Hacienda, a tenor de la evolución de las cuentas públicas ya estudia nuevos ajustes por un importe de 10.000 millones de aquí a diciembre. Los recortes del gasto o las subidas fiscales que previsiblemente el Ejecutivo aprobará este verano se acompañarán de más medidas en idéntica dirección en los Presupuestos de 2013. A los 10.000 millones de ajuste adicional para este año, le seguirá un nuevo recorte de 20.000 millones en 2013 para reducir el déficit público al nivel del 3%. De hecho, Reuters apuntaba ayer, citando fuentes oficiales, que el ajuste que estudiaba el Ejecutivo ascendería a 30.000 millones en varios años.

Entre las medidas que planea el Ejecutivo se encuentra la más que probable subida del IVA. En este sentido, la única duda es saber si el incremento se producirá a través de un alza del tipo general del 18% o con el recorte de productos que aplican los gravámenes reducidos del 4% o el 8%. Hacienda sigue manteniendo su idea de aplicar esta subida fiscal el próximo año, sin embargo, las presiones de Bruselas pueden adelantar al verano la medida.

El Ejecutivo confía en que el Eurogrupo del próximo lunes acuerde dar un año más de plazo a España para reducir su déficit al 3% del PIB. Ello supondría un balón de oxígeno para las cuentas públicas que permitiría retrasar algunas medidas de ajuste. Hay que tener en cuenta que el déficit público en 2011 alcanzó los 95.600 (8,9% del PIB) y Bruselas obliga a reducirlo en 2013 hasta los 32.500 millones (3% del PIB). Ningún país ha logrado en un momento de recesión una reducción de los números rojos de tal calibre en solo 24 meses. La posible moderación de la llamada consolidación fiscal no implica que el Ejecutivo abandone la idea de reducir los costes salariales de los empleados públicos, aprobar nuevos recargos sobre los hidrocarburos (céntimo verde) o seguir aplicando recortes del gasto.

Las cifras

5,3% es el objetivo de déficit para este año, sin embargo, los datos actuales apuntan que alcanzará el 6,2%. Ello exige un ajuste adicional de unos 10.000 millones este año.

2013 es el año en que España debe rebajar su déficit al 3%. El Eurogrupo podría ampliar el plazo a 2014.

La Audiencia Nacional admite el recurso contra la amnistía

La Audiencia Nacional admitió ayer a trámite el recurso presentado por el PSOE contra la "amnistía fiscal" aprobada por el Gobierno y en el que los socialistas reclaman su paralización inmediata de la norma.

El tribunal ha dado un plazo de 20 días al Gobierno para entregar todo el expediente relacionado con este asunto. El PSOE, que pedirá la suspensión cautelar de la medida, presentó un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional y, en paralelo, también interpuso un recurso de inconstitucionalidad. Fuentes de Hacienda denuncian que la actitud de los socialistas genera inseguridad entre los contribuyentes y temen que ello impida lograr los 2.500 millones de ingresos previstos por la aplicación de la amnistía fiscal.

La recaudación por Sociedades se reduce un 63% en cuatro años

La recaudación del impuesto sobre sociedades ha caído un 63% entre los años 2007 y 2011. Las arcas públicas perdieron unos 28.000 millones de euros.

En un informe publicado ayer por el Registro de Economistas Asesores Fiscales, se recoge que el 48% de la recaudación del tributo se consigue gracias a 673 empresas con ingresos superiores a 180.000 millones de euros. El documento cifra los beneficios fiscales en 3.700 millones de euros, que se dejaron de recaudar. El órgano del Consejo General de Colegios de Economistas de España añade que de las más de 1,4 millones de autoliquidaciones presentadas en 2009, un total de 459.016 tuvieron bases imponibles positivas. El resto, 960.054, presentaron bases negativas o a cero.