Aboga por que el Gobierno asuma el coste de las preferentes

Almunia: una reestructuración bancaria no puede costar más que la liquidación ordenada

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha defendido que una vía para solucionar el problema de los afectados por las participaciones preferentes sea que el propio Gobierno -o las comunidades autónomas- asuman su coste con una línea que se abra en sus presupuestos.

El comisario europeo de competencia, durante el curso en la UIMP de Santander.
El comisario europeo de competencia, durante el curso en la UIMP de Santander.

En un curso sobre el euro organizado por la UIMP, el comisario europeo, Joaquín Almunia, ha señalado que "el coste para el contribuyente de una reestructuracion de un banco no puede ser mayor que el coste de su liquidación ordenada".

Almunia ha incidido en que una entidad que ha recibido ayudas públicas no puede utilizar una parte de ese dinero para convertir las preferentes a un precio diferente al del mercado.

El comisario ha defendido que sea el propio Gobierno quien encuentre una solución para esos pequeños ahorradores que no conocían lo que firmaban, y que puede ser abriendo una línea en los presupuestos que compense a esos ciudadanos.

En su opinión, el caso de las preferentes es totalmente distinto a otros como la estafa de Fórum y Afinsa, ya que se trata de un activo perfectamente regulado por la CNMV.

Ha considerado además que "no se puede compensar a titulares de preferentes con dinero de entidad rescatada pero si con cargo al presupuesto del Estado", al tiempo que ha señalado que no le gusta que se diga que es Bruselas quien bloquea la solución de las preferentes.

Respecto al pedido de rescate para el sistema bancario español, el comisario ha señalado que "las negociaciones con España no serán difíciles ni tortuosas" y que en corto plazo se fijarán los términos del rescate.

Almunia ha destacado que "para sanear los bancos es mejor tirar por elevación que quedarse corto" y por esto ha visto con buenos ojos que España solicitara 100.000 millones de euros "aunque haga falta menos". Ha indicado además que "las ayudas que reciban los bancos en forma de deuda deben pagarse al menos al 8,5% para que el contribuyente sea compensado".

"Exagerada" presión en los mercados

Almunia, ha considerado además "exagerada" la presión que soportan en los mercados tanto la deuda soberana como los bancos españoles, a los que la agencia de calificación de riesgos Moody's rebajó la nota el lunes.

Durante su intervención en Santander, ha considerado que la "tensión" y la "volatilidad" que vive España en los mercados son excesivas y ha confiado en que empezarán a disiparse cuando se conozcan los detalles del programa de ayuda a la banca.

Aunque no ha querido opinar sobre la decisión de Moody's de rebajar la calificación de 28 entidades financieras españolas, sí ha subrayado la "necesidad" de "romper el vínculo entre la crisis de la deuda soberana y los problemas en el sistema bancario".

Así, ha dado por seguro que en el futuro habrá una "mutualización de la deuda pública" europea, pero ha advertido que "no se puede pasar de la nada al eurobono en una sola semana".

El comisario europeo ha explicado que la creación de los "eurobonos" supondrá homogeneizar la calificación crediticia de todos los países del euro y que para eso antes hay que "recuperar la confianza" en algunos de los miembros, lo que requiere "pasos intermedios".

Almunia ha considerado que "lo más importante es crear un supervisor bancario europeo. Que supervise a 40 grandes bancos es paso enorme aunque no sea todo el sistema". En este sentido ha señalado que "si no se puede ser para la Unión Europea (incluyendo al Reino Unido), el supervisor bancario debe operar al menos en toda la zona euro".

El comisario ha planteado que "Europa debe tener un Fondo de Garantía de Depósitos único para que los ahorradores no vayan de aquí para allá con su dinero".