Rajoy anuncia "medidas difíciles" para crecer y allana el camino para nuevos ajustes

Hacienda ya estudia elevar el IVA a bienes gravados con tipos reducidos

El Gobierno está preparando el camino para presentar más ajustes ante el deterioro de la economía. En primer lugar, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, anunció ayer "medidas difíciles" en los próximos meses para fomentar el crecimiento y el empleo. Fuentes de Hacienda reconocieron que estudian elevar el IVA de bienes y servicios, que ahora están gravados con tipos reducidos (8%) o superreducidos (4%).

Hacienda ya estudia elevar el IVA a bienes gravados con tipos reducidos
Hacienda ya estudia elevar el IVA a bienes gravados con tipos reducidos

Cuando el Gobierno habla de "ensanchar las bases imponibles del IVA" se refiere, por ejemplo, a recortar el listado de bienes y servicios que tributan al tipo superreducido del 4% y al reducido del 8%. Dicho de otra forma, el Ejecutivo baraja ampliar el número de productos que aplican el gravamen general del 18%, lo que equivale a un incremento del tributo. Así lo reconocieron fuentes de Hacienda, que aseguraron que están estudiando "con sentido crítico" las bases imponibles del principal impuesto indirecto.

A diferencia de la mayoría de países de la UE, más de la mitad de los ingresos por IVA que recauda España procede de productos que aplican tipos reducidos y, por este motivo, la Comisión Europea recomendó reformar este impuesto. Incluso Grecia, en términos relativos, recauda más que España. Modificar el listado de productos que aplican tipos menores permitiría al Ejecutivo elevar los ingresos sin subir el tipo general del impuesto, una medida que, en cualquier caso, no puede descartarse.

El sector turístico, que actualmente aplica un IVA del 8%, teme que el Gobierno suba el gravamen al 18%. Los alimentos elaborados, los servicios de peluquería o el transporte de viajeros también tributan al tipo reducido del 8%. Además, las viviendas nuevas, que actualmente pagan un IVA del 4% aplicarán un tipo del 8% a partir de 2013. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, no hizo sin embargo ninguna mención a este incremento impositivo durante la clausura de la asamblea anual de CEOE. Como es habitual en esta cita, no faltó casi nadie de los convocados, y en esta ocasión tenían, además como aliciente, escuchar a Rajoy.

Los empresarios eligieron la sinfonía número 6 de Beethoven, conocida como la Pastoral, para dar la bienvenida al líder del Ejecutivo que, en contra de lo que esperaban algunos de los asistentes, no lanzó ningún anuncio de contenido económico o empresarial. Solo volvió a enumerar las líneas básicas de actuación de su Gobierno que ya explicó públicamente hace unas semanas en la sede del PP: reforzar el equilibrio presupuestario, culminar las reformas estructurales en España y en la Unión Europea y apuntalar la debilitada confianza en el euro, fundamentalmente. Acto seguido, anunció que "pronto, a lo largo de este año, habrá medidas económicas que no tendrán otro objetivo, por difíciles que sean, que crecer y crear empleo". Pero no especificó cuáles serán. Rajoy no quiso dejar pasar la ocasión para agradecer a la sociedad española "los esfuerzos y la solidaridad demostrada durante la crisis, y la entereza con la que están afrontando las adversidades".

El presidente del Ejecutivo sí fue más explícito al recordar la necesidad de recortar un 20% el sector público empresarial. El presidente del Gobierno tampoco atendió a la petición de acometer nuevas reformas en ámbito laboral, que le había formulado minutos antes Juan Rosell. El presidente de CEOE reclamó más medidas para convertir el mercado laboral español "en uno de los más flexibles de Europa".

"Hacen falta menos políticos y mejor pagados"

"A los empresarios nos habréis oído hablar de la necesidad de reducir el número de organismos públicos, en más de 22.000; y también del número de políticos", dijo ayer Juan Rosell. Ante el presidente del Gobierno, el líder patronal continuó: "hacen falta menos políticos y mejor pagados". Explicó que no pretendía criticar a toda la clase política, "pero sí exigimos un impecable comportamiento, pues cualquier desliz parece una enfermedad generalizada, aún siendo solo puntual", dijo.

Y Rosell conoce bien esa situación, por la que atravesó la propia patronal, cuando su antecesor, Gerardo Díaz Ferrán, se vio imputado judicialmente por malas prácticas empresariales, lo que contaminó la organización empresarial y le forzó a abandonar el cargo.

"Este país necesita grandes dosis de confianza -continuó Rosell- y parte de ella se consigue recuperando la fe en los políticos (...) es hora de políticos valientes y arriesgados".

En este sentido, hizo todo un alegato a favor de "fortalecer la escala de valores; porque sin regeneración ético-moral nada puede mejorar". Y apeló a "la construcción de un hábitat moral, tanto público como privado, expulsando vicios como la corrupción y la injusticia; porque de este eclipse ético proceden la mayoría de nuestros males".

Pero advirtió que rehacer el modelo de gobernabilidad "conllevará sinsabores y conflictos que deberán manejarse". E insistió en que el tradicional esquema de valores que orientó el progreso y la creación de riqueza "se ha debilitado y no se ha transmitido a la juventud a través de la educación". Por ello, consideró que "debemos de regenerarnos todos, asumiendo compromisos y responsabilidades según el nivel de posibilidades de cada uno".

La patronal recortará plantilla y se autofinanciará

La patronal CEOE se gastó el pasado año 824.000 euros en indemnizaciones a sus trabajadores despedidos y prejubilados. Y este año seguirá recortando su plantilla, según anunciaron ayer los responsables financieros de la organización empresarial, que cerró 2011 con más de 1,2 millones de déficit en sus cuentas. La mayoría de estos números rojos obedecen al pago de un conflicto judicial en materia de formación y 218.000 euros de cuotas de asociados impagadas e improrrogables.

De esta forma, el presidente de los empresarios, Juan Rosell, anunció que trasladará a la patronal la política de austeridad de todo el Estado y la que recomendó el mismo ayer para la clase política. Así, este año los responsables de CEOE pretenden eliminar otros 58 puestos de trabajo, con lo que la plantilla pasará de los 157 a 99 trabajadores.

Asimismo, avanzó que CEOE "ha iniciado ya un proceso de consulta" interna sobre qué debería cambiar y mejorar en la patronal; "y empezamos a tener ideas de lo que quieren nuestros asociados". Por ello, anunció que tras el verano, como muy tarde, se iniciará una reorganización interna de CEOE, "empezando por los estatutos".

Los dirigentes empresariales también explicaron que han diseñado para 2012 un presupuesto "equilibrado" en el que CEOE se autofinanciará solo con cuotas de asociados en un 90%; al margen de las subvenciones públicas. Y que estas ayudas estatales sean "puntuales" para formación y proyectos de internacionalización.

Mensajes

Plan de proveedores: para Rajoy, es "la mayor medida financiera de la historia de España", por movilizar 27.000 millones y conservar 100.000 empleos. Y es "la mejor y más atrevida medida del Gobierno" según Rosell.

Medidas pendientes: Rosell enumeró a Rajoy las iniciativas de carácter empresarial pendientes: la ley de unidad de mercado, recortes del sector público, agilización de la justicia, las reformas energética y educativa y la Ley de Emprendedores.

Patrimonio sindical

Una auditoría externa recomendó a CEOE incluir en su patrimonio algunos edificios que forman parte de su patrimonio sindical acumulado, entre ellos su sede de Diego de León, 50. Pero la patronal lo ha rechazado porque este patrimonio no se puede vender ni alquilar.