Elecciones griegas: con el 90% escrutado Nueva Democracia y Pasok dispondrán de mayoría

Los partidos prorrescate podrán gobernar en Grecia

La alianza prorrescate Nueva Democracia-Pasok gobernará en Grecia. Con el 99% de los votos escrutados, ambos partidos obtendrían juntos 162 escaños y superarían el umbral necesario de 151 de la mayoría absoluta. El líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, asegura que estos resultados son una victoria para toda Europa. Alexis Tsipras ha reconocido que su partido, Syriza, ha sido derrotado.

Antonis Samaras, líder de Nueva Democracia, tras confirmarse su victoria en las elecciones del 17 de junio.
Antonis Samaras, líder de Nueva Democracia, tras confirmarse su victoria en las elecciones del 17 de junio.

No hay dudas, Grecia ha votado por la seguridad, por la seguridad de permanecer en el euro. Con el 88% de los votos escrutados, los datos son meridiaramente claros, no como hace seis semanas, cuando de las urnas salió un parlamento tan fragmentado que impedía cualquier tipo de acuerdo para gobernar el país.

Esta vez, la alianza prorrescate formada por la derecha de Nueva Democracia y los socialistas del Pasok gobernará sin lugar a dudas, pues obtienen 163 escaños en el congreso heleno. El umbral de la mayoría absoluta está en los 151 escaños. Esta ventaja la conseguirían gracias a que en Grecia ser el partido más votado, aunque sea solo por una décima, tiene una especial importancia: el ganador se lleva 50 escaños extra de regalo.

El líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, ha asegurado que estos resultados suponen una victoria para toda Europa. Evangelos Venizelos, exministro de Economía con Papandreu y hoy líder del Pasok, señaló la necesidad imperiosa de formar gobierno: "Si queremos una Grecia que permanezca en el euro, mañana debe haber un Ejecutivo", aseguró el líder de la tercera fuerza política del país, quien se refirió a que los partidos tienen una "misión nacional" para hacerse cargo de la economía del país.

Por su parte, Alexis Tsipras, dirigente del partido izquierdista Syriza, reconoció su derrota en las elecciones de hoy en Grecia, pero aseguró que seguirá rechazando el pacto de austeridad con la Unión Europea como principal partido de la oposición. Su formación fue la segunda más votada solo por detrás de Nueva Democracia, con más del 26% de los sufragios. "Aunque Syriza no pudo ser el partido más votado, es la primera fuerza de la oposición contra el memorándum" (de austeridad), anunció el joven dirigente progresista, quien advirtió de que ejercerá una oposición fuerte y reiteró que acabar con las políticas de ahorro es la única salida para Europa.

Con el 88% de los votos escrutados, Nueva Democracia obtiene el 30% (130 escaños), mientras que el Pasok agruparía el 12,4% de los sufragios (33 asientos). La izquierda de Syriza se quedaría con el 26,7% (71 escaños), mientras que el partido Griegos Independientes obtendría el 7,5% (20 escaños); los neonazis de Amanecer Dorado se harían con el 6,9% (18 escaños) y la Izquierda Democrática (Dimar, por sus siglas en griego), con el 6,1% (16 escaños). Por último, los comunistas del KKE obtendrían el 4,5% y 12 asientos en el parlamento.

La troika prepara una visita al país

La todopoderosa troika -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- está lista para viajar a Grecia, una vez se haya formado el Ejecutivo que deberá pilotar las exigencias para continuar recibiendo las subsiguientes entregas del plan de rescate, según ha confirmado el Eurogrupo en una nota.

Los resultados son los más tranquilizadores para Bruselas, Alemania y, de rebote, para España. Supondrían la permanencia de Grecia en el euro, al menos en el corto plazo, y el mantenimiento de las condiciones esenciales del rescate pactadas inicialmente. Y es que Nueva Democracia, con Antonis Samaras al frente, ha ido reconduciendo su mensaje en los últimos días y ha afirmado que renegociaría los términos del pacto.

En cualquier caso, la postura del partido conservador dista de la del izquierdista Syriza, cuyo joven líder Alexis Tsipras, aunque en las últimas semanas había dejado clara su disposición a que Grecia permaneciera en el euro, también expresado su intención de hacer poco menos que borrón y cuenta nueva con las condiciones pactadas con la troika.