Mercados

El ataque a la deuda pone en alerta a los bancos centrales

La prima de riesgo cerró la semana cerca del récord y con el bono casi al 7%. En cambio, el Ibex acumula un avance del 10% en lo que va de junio

No hay tregua. El mercado intentó en la última sesión anticipar sin éxito una posible inyección de liquidez concertada con los bancos centrales el próximo lunes. El bono cerró al 6,8% y la prima de riesgo a 544 puntos básicos, casi récord. La noticia lanzado por Reuters en el sentido de que las autoridades monetarias estarían preparadas para actuar como cortafuegos si vence en los comicios del país heleno un partido contrario al pacto acordado con la UE, quedó en agua de borrajas. Ni las palabras del presidente del BCE Mario Draghi tuvieron efecto, pese a asegurar que "el Eurosistema va a seguir proporcionando liquidez a los bancos solventes en la medida en que lo necesiten". "(...) En el caso del BCE no entiendo su parálisis reciente dejando un escenario apropiado para aumentar la tensión hasta niveles difíciles de controlar en caso de que finalmente se materialice la peor de las hipótesis sobre Grecia", comenta José Luis Martínez, estratega de Citi.

La negativa evolución que ha seguido el mercado español ha tenido réplica en otros países con problemas económicos. El diferencial de la deuda italiana se ha colocado esta semana en 449 puntos, que responde a los niveles más altos del año. El bono ha rozado el 6%.

Sobre los mercados pesan demasiadas dudas, como la concreción del plan de rescate para la banca española. Pero Grecia es la que ha marcado el paso de los mercados las recientes sesiones, y lo seguirá haciendo en las siguientes. La supervivencia del euro está en juego. "La semana próxima promete ser casi igual de apasionante", apunta Martínez.

El cierre de cortos ha impulsado un alza del 20% en la Bolsa de Atenas esta semana

En los siguientes días los mercados además del resultado electoral de Grecia, contarán con las conclusiones del G-20, de la cumbre europea y las valoraciones de las firmas independientes sobre las necesidades reales de la banca española. El Tesoro también subastará deuda el jueves. El erario se enfrenta a una nueva prueba de confianza por parte del mercado, en un momento en que la percepción del riesgo ha tocado máximos. Italia realizó una emisión esta semana y tuvo que pagar un interés del 5,3% para el bono a tres años, el más alto en 2012. Habrá que estar atento igualmente a la reunión de la Reserva Federal, ya que han aumentado las posibilidades de que pudiera anunciar un nuevo programa de estímulo económico. "Es de esperar que los inversores sigan sin posicionarse claramente en un sentido u otro dado el gran volumen de acontecimientos que vamos a ver", explican desde Bankinter.

Las Bolsas han recogido de forma más amable los últimos acontecimientos. El Ibex cerró la semana con una revalorización del 2,5% y en junio bate el comportamiento de los índices mundiales y gana el 10%. El viernes finalizó sobre los 6.700 puntos, con un alza del 0,34%.

Por su parte, la Bolsa griega ha optado por presumir un resultado favorable en las elecciones y ha avanzado el 20% en la semana con los bancos a la cabeza, resultado también del cierre de posiciones cortas que ha impulsado igualmente a la Bolsa española. En el Ibex también hubo compras netas para el sector financiero; Santander y BBVA sumaron el 1,5% y 1,9%. Y todo pese a que Fitch decidió bajar el rating de 18 entidades financieras españolas, después de hacerlo previamente con los dos grandes bancos y la deuda soberana.

Paralelamente, Moody's optó por recortar el rating de España tres escalones, hasta situarlo a uno de bono basura, siendo la peor nota de las tres agencias de calificación, por el momento. Según S&P, la deuda soberana está a tres escalones de bono basura, y de acuerdo al criterio de Fitch, de dos. Sin embargo, Fitch empeoró el viernes sus previsiones para las economías más avanzadas. En el caso de España, la agencia espera una contracción del PIB del 1,9% en 2012, frente al recorte del 1% de su anterior estimación.

La agenda que tienen por delante los mercados

Elecciones en Grecia. El resultado será determinante para la evolución de las Bolsas y para el euro. Las últimas encuestas aventuran que el partido de Nueva Democracia -más tolerante con el pacto acordado con la Unión Europea- tendrá el mayor apoyo.

Eurogrupo. Los ministros de Economía y Finanzas debatirán el jueves los planes de rescate al sector bancario español. También se espera que se sienten las bases para una integración bancaria y fiscal europea, que ha sido defendida por Mariano Rajoy.

Valoración de bancos. Cabe la posibilidad de que el lunes se adelante en el G-20 un avance de los test de estrés que han realizado las firmas Roland Berger y Oliver Wyman sobre la banca española. Será un anticipo sobre las necesidades reales de capital.

Reserva federal. El interés por la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos ha aumentado ante la posibilidad de que pudiera anunciar nuevas medidas de estímulo para la economía (Q3). EE UU permanece con los tipos en mínimos históricos.

Subasta del Tesoro. El Tesoro español ha anunciado su objetivo de emisión para la próxima subasta. El jueves emitirá bonos y obligaciones con vencimientos en 2014, 2015 y 2017. El tipo de interés del bono a 10 años cerró la semana rozando el 7%.