Rehn considera que los 100.000 millones ofrecen margen de maniobra

Bruselas recuerda a España que el rescate no acaba con sus desequilibrios

La Comisión Europea cree que el rescate de 100.000 millones de euros para recapitalizar la banca española es "una acción contundente que ofrece un margen de seguridad", aunque no pone fin a "unos desequilibrios muy fuertes".

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha explicado hoy en el Parlamento Europeo que esa "línea de crédito" servirá para lograr "la necesaria reestructuración y recapitalización del sector bancario del país".

Eso sí: Rehn ha advertido que tanto España como otro país en vías de rescate, Chipre, tienen "desequilibrios muy fuertes" en sus economías que deben ser "abordados de forma urgente".

El comisario ha desglosado ante los eurodiputados las recomendaciones a los países miembros que la Comisión publicó la semana pasada. Entre ellas, una apelación a Alemania para que potencie su demanda interna mediante un aumento de salarios acorde con las ganancias de productividad.

Unión económica "de verdad"

El comisario ha afirmado que Europa necesita dar pasos "hacia una unión económica de verdad, que empiecen con un compromiso político rotundo con el euro".

Esa unión avanzada incluiría "una puesta en común del riesgo soberano" (es decir, la creación de eurobonos), pero siempre en un marco de "más integración presupuestaria y cesión de soberanía).

Esas medidas, admite Rehn, solo podrán estar disponibles en el medio plazo. "A corto plazo se pueden seguir dando pasos en la construcción de una unión financiera", que contribuya a estabilizar la situación económica.